UPyD en Andalucía ha instado a la Junta a devolver a los andaluces el dinero cobrado como canon de depuración en las facturas del agua, en caso de que no se cumpla en tiempo y forma con las exigencias de la Unión Europea en materia de calidad del agua, lo que supone la construcción de depuradoras.

Recientemente, el Colegio Profesional de Licenciados y Graduados en Ciencias Ambientales (Coamba) ha presentado ante la Consejería de Medio de la Junta un escrito recordando que el próximo 22 de diciembre concluye el plazo dado por la Comisión Europea para la depuración total de la aguas, según explica UPyD en un comunicado.

En ese mismo escrito, Coamba recoge datos de la propia Junta admitiendo que un 18 por ciento de las aguas residuales no se depuran y que sólo un dos por ciento se encuentra en vías de solución mediante la construcción de las pertinentes depuradoras.

En opinión de UPyD, este nuevo caso de "pésima gestión" en la Junta volverá a redundar en un doble perjuicio a los ciudadanos, que no sólo no pueden disfrutar de un agua de calidad, sino que además están pagando un canon de depuración en sus facturas.

Por ello, la formación magenta insta a la administración autonómica a devolver a los andaluces el dinero cobrado por un servicio que no están recibiendo, ya que es incomprensible que, habiendo tenido quince años desde la aprobación de la directiva europea, se tengan que hacer las obras "deprisa y corriendo".

Además, UPyD muestra su preocupación por los casos de depuradoras construidas "sobre el papel", cuyo estado de abandono impide su funcionamiento después del importante gasto realizado para su construcción.

Asimismo, añade que cualquier posible multa impuesta por Europa por el incumplimiento de los plazos para construir las depuradoras de aguas será debida exclusivamente a la negligencia de la Junta de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.