Un varón de 30 años ha sido detenido en Tudela de Duero (Valladolid) por quebrantar una orden de alejamiento que tenía vigente con respecto al padre de su expareja, a quien abordó desde un coche en la localidad de Medina de Rioseco y lo apuntó con una pistola, al mismo tiempo que profería amenazas contra él y su hija.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil en un comunicado recogido por Europa Press, la operación fue llevada a cabo por agentes de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil, auxiliados por un agente del Grupo de Presos, que procedieron a la detención de R.E.N.D.P, de 30 años, el pasado 21 de agosto en los proximidades de los Juzgados de Valladolid.

Los hechos que se le imputan tuvieron lugar el 17 de agosto, cuando el ahora detenido, tras seguir al padre de su expareja del que tiene una Orden de Alejamiento y de Comunicación en vigor, lo abordó desde el interior de un turismo en una calle de la localidad de Medina de Rioseco, y lo apuntó con una pistola, al mismo tiempo que lo amenazaba con ir a buscarlo a él y a su expareja. Finalmente, abandonó el lugar en el vehículo que conducía.

Ante la gravedad del hecho y la situación de riesgo de la hija del amenazado, víctima de violencia de género, se activaron todos los mecanismos de coordinación policial con el Cuerpo Nacional de Policía y Agentes de la Policía Local, así como todas las patrullas de servicio de la Comandancia de la Guardia Civil, al mismo tiempo que se efectuaba un señalamiento del vehículo que conducía el autor de los hechos.

En la mañana del día 21 de agosto y fruto de las labores de investigación y búsqueda del mismo, así como la colaboración de los Juzgados de Valladolid y el trabajo de los integrantes del Puesto de la Guardia Civil de Tudela de Duero, fue finalmente detenido por agentes de la Benemérita en Valladolid, auxiliados por un componente del Grupo de Presos del Núcleo de Servicios, en las inmediaciones del edificio de los Juzgados de la calle Angustias.

Al ahora detenido, "de carácter violento" según el comunicado, le constan numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio y de amenazas. La Guardia Civil instruyó las correspondientes diligencias y procedió a poner a disposición judicial al detenido, a quien se decretó el ingreso en prisión.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.