La actriz llevaba el doble de alcohol de lo permitido y había esnifado cocaína cuando tuvo el accidente automovilístico el pasado 26 de mayo, desvela la web de noticias TNZ. Ahora la niña mimada de la factoría Disney se encuentra en un centro de rehabilitación.