El número de mujeres maltratadas atendidas por el Centro de Atención de Víctimas de violencia (CAVI) de Lorca ha aumentado un 5 por ciento en el primer semestre del año con el mismo periodo del año anterior, según ha explicado la concejal de Igualdad del Ayuntamiento de Lorca, Eulalia Ibarra.

Concretamente, han indicado fuentes municipales, desde este servicio el Consistorio lorquino, gracias a la colaboración de la Comunidad Autónoma, se han atendido desde enero hasta finales de junio 282 víctimas de violencia de género, once más que en ese intervalo de tiempo de 2014.

Eulalia Ibarra ha condenado que "en pleno siglo XXI se sigan dando casos machistas de agresiones físicas, psicológicas y sexuales sobre la mujer e incluso sobre sus hijos" y ha recordado que "es tarea de todos erradicarlas", tanto mediante la denuncia como con la educación no sexista ni violenta y colaborando con las víctimas".

"El incremento de atenciones se ha producido especialmente relativo a malos tratos físicos y psicológicos, que pasan de representar el 37,64 al 46,5 por ciento, seguidos de los psicológicos, que son el 26,9 frente al 31,73 por ciento del mismo periodo del año pasado", ha indicado.

Los casos en los que se dan los tres tipos de maltrato, el físico, psicológico y sexual, "siguen representando un 20,2 por ciento de los casos, mientras que también ha habido nueve casos de abuso sexual y psicológico y uno que afectaba también a hijos".

Las usuarias de ese servicio en los primeros seis meses de 2015 han sido cuatro de entre 10 y 20 años; 48 de entre 21 y 30, 86 de entre 31 y 40, al igual que en la década de los 41 a los 50 años, mientras que mujeres de 51 a 60 han sido atendidas 45, de 61 a 70 12 y de una mayor de 71 años.

En este sentido, la concejal ha recordado que desde el CAVI, que se encuentra ubicado en la primera planta del Centro de Desarrollo Local de la Alameda de Cervantes, se ofrece un servicio gratuito y confidencial de asesoramiento jurídico, social y laboral a las víctimas de violencia.

Hasta mitad de año las mujeres ayudadas en este servicio han sido de 24 nacionalidades diferentes, siendo la mayoría (198) españolas, seguidas de ecuatorianas (28), marroquís (15), bolivianas (8) y colombianas (7), aunque también han acudido víctimas de nacionalidad rumana, francesa, brasileña, de Costa Rica, Cuba, Israel, Honduras, Guinea, Rusia, Ucrania, República Dominicana, Polonia, Méjico, Italia y Paraguay, Nigeria, Nicaragua, entre otras.

Consulta aquí más noticias de Murcia.