Las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampas) de los colegios concertados del Parc Bit Aixa y Llaüt han criticado este miércoles que sean ellos quienes tengan que pagar "los errores de la administración" ya que la Conselleria de Educación alude a un fallo administrativo en la tramitación del convenio, firmado en julio de 2014, para suspender el concierto.

En un comunicado y tras haberse reunido este martes con el conseller, Martí March, las AMPAS han explicado que los padres no quieren un nuevo convenio ni están dispuestos "a ceder en nada de lo que hemos conseguido hasta ahora con el convenio actual. Consideramos que un error de la administración no puede recaer sobre los administrados".

Además, han indicado que presentarán dentro del plazo que finaliza el próximo 1 de septiembre la documentación que el Govern les requiere sobre el listado de las nóminas de los profesores y han señalado que el conseller, quien les ha manifestado que no comparte el modelo educativo de sus centros, se ha negado a levantar la suspensión del concierto mientras dura la revisión del convenio.

Las AMPAS aseguran que la situación actual "puede disuadir la llegada de futuras familias" y se preguntan qué va a pasar con sus hijos en el caso de que la resolución no sea favorable al concierto.

Finalmente, el conseller se comprometió a facilitar la entrevista que han solicitado con la presidenta del Govern, Francina Armengol, concluyen.