Said O., el joven magrebí acusado de apuñalar y matar a un joven y herir a otras tres en 2005 en Caravaca, pasará el próximo medio siglo en prisión

Es la decisión que ha tomado la Audiencia Provincial de Murcia, que ha condenado al acusado a 20 años de cárcel por la muerte de María Cruz S., y a 30 por las tres tentativas de asesinato (10 años por cada una de ellas).

Los hechos ocurrieron el 10 de octubre de 2005, cuando, sin motivo aparente, Said O. apuñaló en el corazón a la joven María Cruz en el portal de su casa, lo que le causó la muerte. Momentos después, agredió a otra mujer, Dolores C., cuando entraba en su coche. Más tarde, Bernardina S. recibió una cuchillada en un glúteo cuando paseaba con su bebé. Por último, Cristina L., de 13 años, recibió dos puñaladas cerca de un colegio.

Cuando fue detenido, Said O. intentó autolesionarse.