El Ayuntamiento de Huesca continúa trabajando para acometer la limpieza y desbroce de los cauces de los barrancos del casco urbano, que llevará a cabo en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

Desde el Área de Urbanismo del consistorio oscense se está una elaborando una memoria técnica con los trabajos que se han de desarrollar, que se remitirá a la CHE y al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) para solicitar la preceptiva autorización, ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

Tras la reunión del alcalde de la ciudad, Luis Felipe, y la concejala de Medio Ambiente, Carmen García, con responsables de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) en Zaragoza el pasado 4 de agosto, técnicos de la Comisaría de Aguas del organismo de cuenca visitaron las zonas en las que hay que actuar el pasado 11 de agosto.

Les acompañaron técnicos de las Áreas de Medio Ambiente y Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca con el fin de evaluar la situación de puntos como el cauce del río Isuela en el tramo del puente de San Miguel, las Fuentes de Marcelo y los barrancos de la Alfóndiga y del Diablo.

En la limpieza del cauce del río Isuela, se prestará especial atención a la acumulación de restos, vegetación y lodos en el azud de encuentro en el puente de San Miguel.

Se pretende desbrozar y limpiar las márgenes; reponer los tramos de escolleras derribados por las avenidas ocurridas en los diferentes episodios de fuertes tormentas y restituir el vallado de madera que delimita el margen del cauce. Además, habrá que podar varios árboles que presentan peligro en la zona del soto de la margen izquierda, entre otros trabajos.

En el barranco de la Alfóndiga, donde el Ayuntamiento ya actuó de urgencia los pasados días 30 y 31 de julio para minimizar las afecciones que causan las fuertes trombas de agua, es necesario consolidar el terreno de la margen izquierda para evitar aportes de tierra en caso de tormenta. Además hay que actuar en el interior del tramo canalizado bajo la rotonda de Ramón y Cajal, considerado un punto crítico.

En cuanto al barranco del Diablo, que los técnicos consideran que se encuentra en mejor situación que el anterior y en él se prevé limpiar el cauce y márgenes.

Consulta aquí más noticias de Huesca.