Los hay que coleccionan muñecas, llaveros o carteles de cine, pero también quienes se decantan por objetos más inusuales como dispensadores de caramelos o sobres de azúcar. Verdaderas pasiones a las que sus protagonistas dedican gran parte de su tiempo y, muchas veces también, su dinero. Este martes 17 de agosto (21,30 horas), el programa de Canal Sur TV '75 Minutos' recupera un reportaje en el que se acerca a esta afición tan variopinta, titulado 'El coleccionista'.

El mayor coleccionista de Seat 600 del mundo es granadino. Tiene 85 años y más de 35 vehículos con la ITV pasada. Manuel tiene un negocio de patatas y en una de sus naves, colocados en dos filas, guarda todos los coches en perfecto estado de revista.

Carmen ha hecho de su pasión por las muñecas Barbie su modo de vida. Empezó a coleccionarlas desde pequeña: ahora tiene más de 120 que expone en su tienda de Córdoba, la única especializada en Barbies de colección de toda Andalucía. Algunos de sus ejemplares cuestan hasta 5.000 euros. Carmen les cose vestidos e incluso les lava la cabeza con suavizante para que reluzcan sus melenas; organiza convenciones nacionales que, cada año, congregan a centenares de amantes de la Barbie.

Hace décadas que la cantante Marisol se apartó de la vida pública, pero su figura sigue siendo venerada por cientos de aficionados, como Ignacio, que lleva gran parte de su vida coleccionando todo lo que hizo la artista, con discos, carteles y fotografías que almacena en su casa: entre las rarezas, un disco que la malagueña grabó en japonés. La sigue desde antes de que se hiciera famosa, cuando supo que su vecina 'Pepita', de apenas unos años y que solía cantar por su barrio, acababa de firmar un contrato de cine por el que grabaría cuatro películas.

Un auténtico museo de la historia de España en el último siglo es la casa de Manuel en el municipio onubense de Bonares. Guarda más de 5.000 objetos: máquinas de escribir, de coser, aperos de labranza, juguetes e incluso los pizarrines que él usaba en la escuela antes de que llegara el cuaderno. A sus 84 años, Manuel dice que es su colección la que lo mantiene activo.

El espacio conoce también a Antonio, guardia civil de profesión, cuya afición es coleccionar sobres de azúcar, de ésos que dan a los clientes en los bares para endulzar el café. Tiene más de 200.000 y lo difícil, asegura, es encontrar una serie completa. Los guarda sin azúcar, "porque si no se estropean", en sistema de carpetas de plástico que él mismo ha ideado. Es además el encargado de organizar cada año un encuentro de coleccionistas de sobres de azúcar que vienen de muchas partes del mundo hasta la pequeña localidad malagueña de Villanueva del Trabuco.

Y a las 22,40 horas, el programa conoce a menores de la comunidad con una especial capacidad para la práctica del deporte o distintas actividades artísticas. Son campeones de bailes de salón, de gimnasia rítmica, de ajedrez o de natación, que combinan los estudios y juegos propios de su edad con las que resultan ser sus grandes pasiones. Son 'Grandes pequeños'.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.