El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Gijón llevará al Pleno una proposición para que la Corporación se manifieste contraria a las prohibiciones de los festejos taurino. En este sentido, el edil 'popular' Pablo González se ha apresurado a remarcar que eso no es lo mismo que apoyar, por lo que se recogen todas las sensibilidades posibles y se deja a libertad de cada uno el ir o no ir.

González, en rueda de prensa en el Consistorio, ha apuntado que en la proposición se pide también que el Pleno declare su voluntad de defender la libertad y el derecho a seguir disfrutando voluntariamente del toreo en El Bibio y que exprese, si lo considera, su apoyo a la fiesta taurina como una seña de identidad.

El concejal, a este respecto, ha defendido la fiesta de los toros como una tradición arraigada "que nada tiene que ver con concepciones políticas", según él, sino con la cultura española. Es por ello, que ha instado a la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón (Foro), a que clarifique si al final tiene independencia política y opta por "la libertad de expresión y el respeto" o si sus políticas están "secuestradas por partidos más extremistas".

González, asimismo, ha señalado que se trata de una proposición y no de una Declaración Institucional, que precisaría en este último caso de unanimidad de los grupos. Sobre esto último, ha insistido en que la acordada por todos los grupos excepto el PP en contra de las declaraciones 'homófobas' del gerente de la empresa adjudicataria de la explotación de la plaza de toros, Carlos Zúñiga, no fue una Declaración Institucional, al no seguir los trámites reglados. Para él, tal parece que el Ayuntamiento funciona "a salto de mata por presiones de Xixón Sí Puede".

Y sobre la propuesta de IU de incluir medidas entre las cláusulas sociales para poder actuar ante declaraciones 'homófobas' como las de Zúñiga, González ha advertido sobre el riesgo de que a través de la introducción de estas cláusulas se quiera 'colar' determinada orientación política.

Para él, la variable más imparcial para optimizar recursos es el precio, con unas condiciones mínimas, eso sí. "Ojo con restringir la libertad", ha indicado, para recalcar que la oferta de Emulsa para la limpieza de edificios de la Fundación Municipal de Cultura era 800.000 euros más cara, a lo que ha recalcado que parece que a un determinado grupo político -con referencia a IU que lo propuso— no le importe que salga de los bolsillos de los gijoneses.

Vinculada a la proposición 'popular', por otro lado, la concejala del PP Sofía Cosmen ha anunciado que llevará a la Comisión de Movilidad y Seguridad Ciudadana un ruego dirigido al concejal del área, Esteban Aparicio, en la que le pide que describa detalladamente el dispositivo de seguridad que se organizó con motivo de la manifestación antitaurina del pasado sábado, así como a la justificación del mismo.

También a este edil le dirige una pregunta de por qué no se tomaron las medidas necesarias para evitar las descalificaciones, insultos, amenazas y falta de respeto incluso física durante la misma que hubo según la edil.

Consulta aquí más noticias de Asturias.