El consejero d Salud, Aquilino Alonso, lamenta que en el último año "no se haya observado una disminución" de las agresiones a profesionales que trabajan en el ámbito sanitario, un asunto que le "preocupa" y ante el que "hay que seguir trabajando en la concienciación social".

"Cualquier agresión que se produzca en el sistema sanitario no es admisible, algo que seguimos denunciando y contra la que seguimos actuando", asegura el titular de Salud en una entrevista a Europa Press, que destaca que "lo importante son las medidas que se han tomado", porque "cualquier agresión que se produzca para nosotros es inadmisible".

En cuanto a las medidas de seguridad implantadas por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en centros asistenciales, ésta suman 1.952 cámaras de seguridad en los centros; 199 GPS en las ambulancias; 1.500 interfonos; 1.800 salidas alternativas; 5.000 teléfonos cercanos; timbres en la ambulancias; o 3.380 timbres en consultas.

Según Alonso, y pese a todas estas medidas de seguridad para intentar evitar agresiones, "el riesgo cero cuando tú estás en contacto con el paciente no existe", asegura.

En este sentido, insiste en que cualquier tipo de agresión "no tiene ningún tipo de justificación" y apunta que "seguirán trabajando tanto con sindicatos como con colegios profesionales para plantear diferente medidas". Y sobre todo, "concienciación social" para evitar estas agresiones a los sanitarios.

"Lo ideal sería que el número de agresiones fuese cero, pero en tanto en cuanto nos acercamos al ideal, el objetivo sería una tendencia hacia la disminución que en el último año no hemos observado en ningún caso, lo cual nos preocupa", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.