El hombre de 55 años que se encontraba ingresado desde finales de julio en la UCI del hospital Rafael Méndez de Lorca como consecuencia de un golpe de calor ha fallecido finalmente. Se trata del primer fallecido por esta causa, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

En concreto, la víctima ingresó el 25 de julio en el Hospital Rafael Méndez de Lorca tras ser encontrado inconsciente en la calle. Tras ser evacuado al Centro de Salud, se derivó al referido centro hospitalario dado su estado, ya que presentaba un fallo multiorgánico.

El verano en la Región, con un mes de julio en el que se batieron récord de temperaturas máximas y mínimas exponencialmente elevadas, ha dejado ya cinco golpes de calor, dos de ellas trabajadores agrícolas que estaban desarrollando trabajos en el campo.

Desde la Comunidad se hace especial hincapié en la necesidad de que los trabajadores de la agricultura, y sobre todo aquellos que trabajan en invernaderos, conozcan los síntomas de problemas provocados por las altas temperaturas como calambres, agotamiento, respiración corta y rápida, pulso débil, confusión, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, desmayo y rápidamente avisen a los servicios de emergencia, 112.

Es importante realizar descansos en zonas frescas, beber agua cada 15/20 minutos, cubrirse la cabeza con gorro o sombrero cuando se está al aire libre y organizar el trabajo para reducir el tiempo y la intensidad de la exposición solar.

El trabajo en invernaderos y en el campo se ve especialmente afectado por condiciones que propician el estrés térmico, que es la carga global de calor del organismo que resulta de la combinación del calor generado al trabajar, el calor ambiental y el tipo de ropa.

Ante la subida de temperaturas hay que tener especial cuidado con las personas mayores, los niños y aquellos pacientes que sufren patologías crónicas, pero especialmente con las personas que desarrollan actividad física al aire libre durante las horas centrales del día.

Para prevenir golpes de calor u otras situaciones derivadas de las altas temperaturas se aconseja, beber abundante agua; usar ropa ligera; permanecer en lugares frescos, a la sombra; bajar las persianas para que no entre el sol directamente; y evitar comidas copiosas, así como hacer deporte en las horas centrales del día.

Desde el Servicio de Sanidad Ambiental de la Dirección General de Salud Pública y Adicciones de la Consejería de Sanidad, se mantiene activo desde el pasado 1 de junio, y hasta el próximo 15 de septiembre el Plan de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud con el objetivo de informar a la población y monitorizar a los afectados por calor durante la vigencia del Plan.

Esta información y la previsión para los distintos municipios de la Comunidad puede consultarse en el portal del Servicio Murciano de Salud, en la dirección 'www.murciasalud.es'.

Consulta aquí más noticias de Murcia.