Motorhead
El cantante Lemmy Kilmister del grupo Motörhead durante un concierto en el Festival Rock in Rio Madrid 2010 GTRES

Los recientes problemas de salud de Lemmy Kilmister, vocalista de la banda Motörhead, le han hecho repensar y cambiar algunos de sus hábitos como pasar a tomar vodka en vez de whisky para controlar mejor su diabetes, según ha revelado en una entrevista al diario británico The Guardian con motivo del vigésimo segundo álbum de estudio de Motörhead, Bad Magic.

Así, ha cambiado su habitual Jack Daniel's con Coca-Cola por Absolut con zumo de naranja: "Me gusta más el zumo de naranja, así que a la mierda la Coca-Cola", ha dicho el cantante, sin visos de querer dejar por el momento el alcohol.

Lemmy ha confesado en dicha entrevista que últimamente tiene que caminar con bastón porque "mis piernas están jodidas", aunque insiste: "Aparentemente sigo siendo indestructible".

La mítica banda se vio obligada en los últimos años a cancelar conciertos en Europa y Brasil por los problemas de salud de Lemmy: en 2013 sufrió un fuerte golpe en la cadera a causa de una caída, en 2014 fue intervenido para ponerse un marcapasos, mientras que el pasado mes de abril sufrió problemas gástricos y deshidratación.

El próximo álbum de Motörhead, Bad Magic, saldrá a la venta el 28 de agosto.