Xirivella expresa su repulsa ante la muerte de las jóvenes de Cuenca y asegura compartir el dolor de las familias

La localidad valenciana de Xirivella se ha concentrado y guardado un minuto de silencio por Laura del Hoyo y Marina Okarynska, las dos jóvenes asesinadas en Cuenca, la primera de ellas vinculada a la población donde vivió el último año y medio por motivos laborales, hasta el pasado 1 de agosto.
Concentración en Xirivella por la muerte de las dos jóvenes de Cuenca
Concentración en Xirivella por la muerte de las dos jóvenes de Cuenca
AYUNTAMIENTO

La localidad valenciana de Xirivella se ha concentrado y guardado un minuto de silencio por Laura del Hoyo y Marina Okarynska, las dos jóvenes asesinadas en Cuenca, la primera de ellas vinculada a la población donde vivió el último año y medio por motivos laborales, hasta el pasado 1 de agosto.

Miembros del equipo de Gobierno, encabezados por el alcalde Michel Montaner, trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento y vecinos y vecinas de la localidad se han concentrado al mediodía a las puertas del consistorio para mostrar el "rechazo absoluto" a la violencia ejercida contra las mujeres. En la fachada del edificio ondea un lazo morado, "símbolo de la lucha por la igualdad y en contra de la violencia de género", en una jornada decretada de luto.

La concejala de Cultura e Igualdad, Amparo Carrascosa, ha leído un manifiesto de condena. "Compartimos el dolor de las familias y la indignación de la sociedad. La violencia de género es la manifestación más cruel de la desigualdad que diariamente padecen las mujeres a escala mundial", ha dicho la edil, quien ha recordado que la igualdad es un derecho universal protegido también por nuestra Constitución.

"Desde el Ayuntamiento de Xirivella reclamamos al Gobierno central que cumpla la Ley integral contra la violencia de género. Ante el recorte en políticas de igualdad, y dada la supuesta bonanza económica anunciada por el Gobierno, exigimos que se incrementen y se den prioridad a las políticas de prevención e igualdad", ha asegurado Carrascosa, quien ha exigido también que se cumpla el Pacto feminista contra la violencia de género firmado por los grupos de izquierda el pasado 2 de mayo en Valencia.

"La violencia de género no es un problema individual del agresor que ejerce su dominio sobre la víctima, sino del machismo que tiene su origen en las sociedades. Es responsabilidad de todas y todos hacer cambios en la forma de pensar y actuar para que la mujer pueda desenvolverse en igualdad de condiciones respecto al hombre", añade.

Tras las palabras de la concejala de Cultura e Igualdad se ha guardado un minuto de silencio que ha acabado con los aplausos de las personas congregadas en las puertas del edificio consistorial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento