El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha abogado por que el Gobierno de España prosiga su lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social con actuaciones conjuntas entre la Inspección de Trabajo y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que han realizado un total de 247 inspecciones en los seis primeros meses del año 2015, frente a las 580 de todo el año 2014.

Según ha informado en un comunicado la Subdelegación del Gobierno, de las visitas con acompañamiento realizadas entre enero y junio, 214 han sido ordinarias, diurnas, otras 28 han sido nocturnas, cuatro en festivo diurno y uno en festivo nocturno, lo que supone "un gran esfuerzo por parte de los inspectores".

El mayor número de actuaciones se centra en el comercio, con 94; seguido de la agricultura, con 53; hostelería, con 27; el transporte y la industria, con 20 cada uno; la construcción, 18; o los servicios, con 17.

Se incide más en función del sector de actividad en los que, por la temporalidad de los servicios que prestan, se puede prever que puedan existir mayores incumplimientos. Así, por ejemplo, destacan las actuaciones con la Guardia Civil en el sector de la recogida de la aceituna, en las que se han detectado once faltas de alta, según ha explicado.

Javier de Torre preside la Comisión Anti Fraude, organismo que se enmarca dentro de la lucha contra el fraude en todas sus manifestaciones, y "busca tres objetivos principales, direccionar bien los esfuerzos, conseguir fluidez en las actuaciones conjuntas y optimizar los resultados de los organismos de la Administración que la componen".

Es en la coordinación donde encaja esta Comisión, que funciona en Cádiz desde la llegada de Javier de Torre al cargo de subdelegado, en 2012. El intercambio de información que se produce en la Comisión y los contactos que de ella se derivan permiten que confluya el trabajo de varios organismos en actuaciones de otros organismos e instituciones, cada uno dentro de las competencias que le son propias.

La importancia de estas actuaciones para el Gobierno de España es "fundamental", según ha explicado, por tres motivos, ya que controla los ingresos no declarados, que son una merma de las arcas públicas; se lucha contra el fraude laboral al propio trabajador no dado de alta en la Seguridad Social, al que se merman sus derechos —incapacidades temporales, desempleo o jubilación—; y se puede frenar la competencia desleal que sufren los empresarios que sí cumplen con sus "obligaciones de pago".

OBJETIVOS 2015

La Inspección de Trabajo centra sus objetivos para el 2015 en la economía sumergida, búsqueda de contratos a tiempo parcial, faltas de alta y jornada no declarada, que son los tipos infractores más comunes detectados en 2014. Algunos empresarios siguen sin dar de alta a los trabajadores, pese al incremento en las cuantías de las sanciones por este motivo, ha asegurado.

En 2014 se constituyeron dos equipos de inspección en la provincia gaditana, específicos para las actuaciones de lucha contra el fraude. "El 25 por ciento de las actuaciones en materia de economía irregular son positivas, por lo que hay que seguir incidiendo en que empresarios y trabajadores exijan sus derechos y cumplan sus obligaciones", ha expresado.

En 2014 se realizaron 15.603 actuaciones, de las cuales 10.507 se realizaron con visita de los inspectores a los centros de trabajo para comprobar las condiciones de los trabajadores, lo que supone en torno a un 75 por ciento del total. En el presente 2015 la Inspección de Trabajo tiene planificado llevar a cabo 15.830 actuaciones.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.