¿Qué director escogerías para dirigir la película sobre tu vida?

Las emociones que los lectores llevarían a la gran pantalla.
Las emociones que los lectores llevarían a la gran pantalla.
CARLOS PAN

Escoja el género cinematográfico de su vida. ¿Será el drama? ¿Un thriller? ¿Una película bélica? ¿Se siente como un extreterreste en busca de teléfono? ¿Quizás una cinta gore? ¿Un musical? ¿Porno? Busque los mejores actores de reparto para hacer la película. Ahora solo le falta un buen director.

Esta es la pregunta del millón de este mes: ¿Qué director escogerías para dirigir la película sobre tu vida? Quentin Tarantino. Lars Von Trier. Chaplin... Puede ser Torrente, Hannibal Lecter, o un gran dictador (absténgase de la votación los miembros del Eurogrupo).

La dirigirá... «Martin Scorsese y que al final me tirotearan con una Thompson», explica Tapón de vino. Quién no deseó en el colegio ser un Goodfellas. Un hampón en su compadreo. Un Chapo Guzmán en su túnel acondicionado. Morir por el precio del poder y no una por una afección respiratoria o por confundir el laxante con el ibuprofeno.

«Ridley Scott», dice PabloBeltra81. No específica si busca Alien o Gladiador. Tal vez ambas cosas en su personal remake. Maximus en el espacio exterior dispuesto a darle una tunda al bichejo. El alien que le lanza su ácido como un bombero japonés. Y acaba todo en un verdadero Exodus galáctico y con Moisés afirmando que su historia es la única y verdadera. FIN.

«Yo querría a Tim Burton, una peli como Pesadilla antes de Navidad o La novia cadáver...», dice Frutipurgui. Prepárese para largas ojeras y bocas cosidas por manos esqueléticas. Reviva la pesadilla de un niño releído por clásicos de Edgar Allan Poe. Y mézclelo con la cultura pop como si fuera la fórmula secreta de la Coca-Cola.

«Tarantino», explica Teveiavenir. Samuráis. Violencia estética. El Señor Lobo que le limpiará los pañales del susto al ver tanta sangre. ¿Quiere ver lo que pueden llegar a hacer «dos negros del downtown bañados en crack?» «Los Coen, sin duda», dice Punkonan. La cosa cambia. La alfombra del Gran Lebowski es el mejor lugar para fumar. Tener la parsimonia de El Nota, y jugar a los bolos contra Jesús Quintana, antes de que su pistola haga click.

«David Fincher», afirma Raintofall87. Esto se complica. Guantazos en El club de la lucha. Psicópatas obsesionados por los pecados capitales de Seven. La vida es un guantazo perpetuo. Hasta que llega El curioso caso de Benjamin Button para demostrar lo que todos sospechábamos: que el mundo está lleno de jóvenes con cabeza de viejo.

Personajes intercambiados

«Cuantas ínfulas... Pues como yo no soy ni mafioso, ni detective, ni samurái, ni toxicómano, ni de las SS ni viajero del tiempo... Soy una persona normal, creo que elegiría Ken Loach», dice Netrite. Pues a bailar en una fiesta numeroso-familiar con embarazadas de menos 16 años en un pisito de 20 metros cuadrados en el papupérrimo Glasgow.

«Director no sé, pero el compositor que le tendría que poner banda sonora a una película sobre mi vida murió hace 3 días en accidente de avión», dice Las Cosas como son. Se llamaba James Horner. Titanic, Braveheart o Avatar. Un tono épico.

«Cronenberg. Sería único para dar forma a mis monstruitos», dice Merluzo. La historia de un hombre que quiere teletransportarse por el océano –como en La Mosca– separando sus atómos por las corrientes marinas, y cuando llega a Zahara de los Atunes se da cuenta que se ha mezclado con una merluza o peor aún: con una almeja.

«José Luis Cuerda o en su defecto Tarantino», dice Juanma. Sería curioso ver cómo se intercambian los personajes de la película Amanece que no es poco con los de Kill Bill. ¿Me cambias el personaje? David Carradine haciendo de munícipe por antonomasia. Y que los mozos del pueblo exigieran a la bella Uma Thurman que fuera comunal. Eso sí: Chus Lampreave como la indiscutible jefa de los 88 maníacos.

«Mi vida no es muy allá, pero serían Alfred Hitchcock y, en plan erótico, Vicente Aranda», explica Irenegm. Un cóctel explosivo. La ventana demasiado indiscreta.

«A mí me gusta el género de humor; como vivo en Carabanchel, creo que la opción más adecuada es la del director de la película Manolito Gafotas, Miguel Albaladejo», explica barriendo para casa Isabel.

«Desearía que la filmara Dios, pero después de haber discutido un poco el guion…», dice M666. Con la Iglesia hemos topado. Tendrá que pelearse con Moisés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento