Los seguidores de Starsky y Hutch están de enhorabuena porque tienen la oportunidad de ver en Salamanca a un coche igual al que popularizaron los dos famosos agentes de aquella serie de televisión americana.

Uno de los grandes iconos de la televisión en la década de los 70 fue el vehículo rojo con una franja blanca en el que los dos policías recorrían las carreteras de Estados Unidos en busca de maleantes, a los que siempre encontraban y llevaban ante la justicia.

En aquella época, los espectadores pudieron ver 92 capítulos en la pequeña pantalla, de los que se recuerda aquel Ford Gran Torino edición especial tanto o más que a los dos protagonistas.

Ese coche, con sirena y otros utensilios presentes en la serie incluidos, se puede ver de cerca ahora en el Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, dentro de la exposición temporal 'El Sueño americano', que incluye una selección de automóviles de lujo, deportivos y exclusivos fabricados en Estados Unidos entre 1935 y 1984.

Hasta 30 de septiembre los visitantes, además del coche de Starsky y Hutch, pueden admirar otros vehículos de marcas míticas estadounidenses como Cadillac, Mercury, Lincoln, Ford, Oldsmobile, Chevrolet, Buick, De Soto, Dodge o Studebaker.

El objetivo de la exposición es mostrar una industria de la automoción "única en el mundo, símbolo de la modernidad y del poder del capitalismo estadounidense en las décadas de los años 50 a los 70", tal y como ha apuntado el Museo.

16 AUTOMÓVILES

En concreto, son 16 automóviles, nueve de coleccionistas privados y siete de los fondos del museo, que "marcaron una época y una forma de vida" y que fueron el patrón de una recuperación económica e industrial tras la Segunda Guerra Mundial, que derivó en los vanos intentos por mantener el mercado automovilístico durante la crisis mundial del petróleo del año 1973.

El visitante podrá contemplar varios modelos pertenecientes a las casas de lujo americanas por excelencia, como Cadillac, Lincoln y Mercury y utilizadas habitualmente por personalidades pertenecientes al ámbito político y social.

MODELOS

Ejemplos de estas marcas son el coche oficial de Francisco Franco y un Mercury Marquis Station Wagon utilizado por el conocido ventrílocuo español Wenceslao Moreno.

Se exhiben automóviles exclusivos por su fabricación artesanal o limitada, como un Lincoln Continental, fabricado con la colaboración de la firma Cartier, reconocido fabricante francés de relojes y joyas con una larga lista de celebridades y personajes de la realeza entre sus clientes.

Modelos deportivos de "extraordinarias dimensiones" con motores de gran cilindrada y potencia, que no podían faltar en esta exposición por la gran popularidad con la que han contado durante más de 50 años y que, aún hoy, constituyen el sueño de gran parte los aficionados al mundo del motor.

Entre ellos se encuentran los conocidos 'Muscle Car' como un Ford Gran Torino edición especial, que se fabricó con motivo de la popular serie Starsky y Hutch, o vehículos míticos, que por su diseño y mecánica, forman parte de la historia del automóvil mundial y que no necesitan presentación como el Ford Mustang, Chevrolet Camaro, Chevrolet Corvette y Superformance AC Shelby Cobra 427.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.