Madrid cierra el 17,6% de sus camas hospitalarias este verano, sobre todo en La Paz y el Clínico

  • Los 36 hospitales de la región perderán de media un total de 2.674 camas por cierre en los meses de julio, agosto y septiembre. 
  • Los centros con más habitaciones vacías de media serán La Paz (297), el Clínico (220), el 12 de Octubre (197), el Ramón y Cajal (192) y el G. Marañón (143).
  • Diferentes sindicatos sanitarios critican la medida de ahorro porque conducirá al aumento de la lista de espera y al colapso de las urgencias.
  • La Consejería de Sanidad evita hablar de cierre de camas y justifica la decisión por la menor demanda asistencial en la época estival.
Entrada principal del Hospital de La Paz.
Entrada principal del Hospital de La Paz.
JORGE PARÍS

Los hospitales madrileños tampoco se librarán este año del cierre de camas en verano, una decisión que la Consejería justifica al tratarse de "una época de menor demanda asistencial". Lo cierto es que desde principios de julio y hasta el mes de octubre, los centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid sufren el bloqueo de numerosas habitaciones y plantas enteras. En concreto, en los tres próximos meses, los 36 hospitales públicos de la región cerrarán de media el 17,6% de sus camas, lo que supone un 0,4 puntos menos que en el mismo periodo de 2014, según datos oficiales aportados por Sanidad.

En la última memoria publicada por el Servicio Madrileño de Salud, correspondiente al año 2013, figura que la región contaba con 15.194 camas, por lo que en total habrá 2.674 camas menos este verano. Los centros que contarán con más habitaciones vacías de media serán los más importantes: La Paz (297), el Clínico San Carlos (220), el 12 de Octubre (197), el Ramón y Cajal (192) y el Gregorio Marañón (143), que aglutinan el 41% (6.200) de las camas hospitalarias de la región, según un recuento efectuado por el sindicato UGT. El mayor número de camas se cerrará en agosto en el Hospital de La Paz (368).

"En época estival ajustan aún más el número de camas para no tener que acometer el gasto de plantilla de sustituciones para vacaciones", señala desde UGT, que asegura que en los últimos años "han sido cerradas más de 2.500 camas funcionales al servicio de los ciudadanos de esta comunidad".

El sindicato médico Amyts, por su parte, explica que esta política de recortes a lo único que conduce es "al aumento de la lista de espera y al colapso de las urgencias". "La Consejería tiene que darse cuenta que la actividad asistencia ya no disminuye tanto en verano como antes y debe contratar al personal necesario para mantener en activo todos sus recursos. Los hospitales tienen que funcionar al 100% todo el año porque de lo contrario el resultado es que sigue aumentando la lista de espera y se colapsan las urgencias. El verano sería un buen momento para aligerar la lista de espera", asegura un portavoz de la asociación de galenos.

La última estadística publicada por la Consejería de Sanidad con fecha de 31 de diciembre de 2014 arroja un total de 77.689 inscritos en la lista de espera, un 9,5% más que los registrados un año antes (70.918). Las especialidades que acumulan más pacientes en total son Traumatología (20.221 personas), Cirugía General/Digestivo (14.951) y Oftalmología (15.951).

En la misma sintonía que los médicos está la Asociación del Defensor del Paciente. "El empecinamiento en no contratar personal  para sustitución durante el periodo vacacional ya está causando retrasos en las urgencias de hasta 16 horas en algunos casos para valorarles y ser ingresados", afirma su presidenta Carmen Flores. Flores sostiene que "estas medidas tendentes al ahorro" contribuyen a aumentar la conflictividad entre los pacientes y el personal sanitario: "Las esperas y retrasos hacen que se pierdan los nervios en ocasiones entre pacientes y familiares y el personal sanitario, que son los que menos culpa tienen".

Sanidad: "La presión asistencial desciende un 30%"

La Consejería de Sanidad evita hablar de cierre de camas y justifica la decisión por la menor demanda asistencial en la época estival. "La presión asistencial en urgencias e ingresos por urgencias en verano desciende hasta más de un 30% respecto a la actividad asistencial en invierno. Por eso, todos los veranos, el Servicio Madrileño de Salud adopta una serie de medidas para lograr la máxima eficiencia y garantizar la calidad asistencial", señala un portavoz de Sanidad, que recalca: "Las camas no se cierran, la cifra de camas en funcionantes se adapta, en cada, momento a las necesidades de los pacientes".

"Al mismo tiempo, se aprovecha este periodo de menor demanda asistencial para acometer medidas de mantenimiento y mejoras en los hospitales. La práctica totalidad de hospitales de la Comunidad ya han iniciado estas mejoras, que van desde pintar zonas asistenciales a reformar quirófanos o áreas de urgencias", añade la misma fuente.

Pérdida de 337 camas

Los hospitales regionales perdieron 337 camas en 2013 (15.194) respecto a 2012 (15.531), según figura en la última memoria publicada por el Servicio Madrileño de Salud. El centro más afectado fue el Ramón y Cajal (103), seguido de La Paz (49), Fundación Jiménez Díaz (47),  Fundación Alcorcón (39), Clínico (32), 12 de Octubre (24), Cruz Roja (22), Gómez Ulla (21) y Getafe (3). El exviceconsejero de Asistencia Sanitaria regional, Manuel Moreno, justificó el pasado mes de febrero que el descenso de camas registrado en la última memoria del Sermas se debe a que ahora se realizan más operaciones ambulatorias que no requieren ingresos. Moreno añadió que también se ha procedido a mejorar las habitaciones con espacio para tres y cuatro pacientes para que haya como máximo dos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento