El director estadounidense Gus Van Sant (Elephant) se atreve a narrar una historia inspirada en la muerte de Kurt Cobain, líder del grupo musical Nirvana.

Michael Pitt (Delirious) interpreta a Blake, un artista depresivo y solitario que no encuentra ningún sentido a la vida.

Blake se convierte en una copia casi exacta del músico de Seattle en los dos últimos días antes de su muerte.

* EE UU, 2005. Dir.: Gus Van Sant. Int.: Michael Pitt, Lukas Haas, Asia Argento. Dur.: 97 min.

TRAILER DE OTROS ESTRENOS:

La crítica: ‘Shrek tercero'. Más de lo mismo, que no mejor

Consulta la cartelera de tu provincia