El director de RNE, Alfonso Nasarre, ha abogado este viernes en Santander por modificar el Estudio General de Medios (EGM) por considerarlo "obsoleto" y porque "los límites de audiencia están por debajo de la realidad".

Así lo ha asegurado en una mesa redonda durante la última jornada de la II Semana de la Radio celebrada esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Por su parte el de la Cadena Cope, Ignacio Armenteros, ha apostado por su continuidad.

En la misma mesa redonda, en otro orden de cosas, en lo relativo a la era digital, Armenteros ha comentado que el nuevo panorama tecnológico supone, desde el punto de vista de los medios de comunicación como empresas, una "oportunidad" que conlleva tres "desafíos destacables".

Esto se debe, según ha añadido, a que las nuevas tecnologías "nos obliga a mejorar y ampliar el producto que ofrecemos, a que "ayudan al comunicador en su labor diaria" y a que, en relación con los oyentes, suscitada la "necesidad de hacer llegar nuevos productos a través de Internet".

Por su parte, el director general de la Cadena Ser, Vicente Jiménez, ha incidido en que el desarrollo tecnológico debe llevarse a cabo con "criterios que ayuden a las cadenas de radio a discernir las informaciones contrastadas de los bulos". No obstante, ha manifestado que el medio radiofónico es "el que mejor se ha sabido adaptar a los cambios".

En este sentido, Jiménez ha reivindicado que las empresas radiofónicas "deben aprender a competir contra las grandes empresas tecnológicas que han decidido hacer radio", mientras que el director general de Onda Cero, Ramón Osorio, ha remarcado que las nuevas tecnologías facilitan a las radios "llegar a más público con mayores contenidos", dando, como consecuencia de ello, "mayores oportunidades de negocio". Por ello, ha abogado por buscar diferentes maneras de obtener una "mayor rentabilidad" a la presencia de las cadenas de radio en Internet.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.