El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha dejado de ejercer de acusación popular en el caso Gürtel tras acordarlo el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ante su actual representación institucional. De esta forma, seguirán ejerciendo dicha acusación los socialistas Ángel Luna, Cristina Moreno y Carmen Ninet.

Así se desprende de una diligencia de ordenación de la Secretaría de la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV, a la que ha tenido acceso Europa Press, que recoge un escrito que presentó el actual 'president' del Consell el pasado día 30 de junio.

En este escrito, Puig pedía apartarse del procedimiento a nivel personal por estrictos motivos de su actual representación institucional, manteniendo al resto de acusaciones —Luna, Moreno y Ninet—.

Puig figuraba junto a Moreno, Luna y Ninet en la querella que presentó el PSPV en mayo de 2009 contra el expresidente de la Generalitat Francisco Camps y otros imputados en el caso Gürtel, que en ese momento investigaba un delito de cohecho, en relación con la causa de los trajes, que finalmente quedó archivada por un jurado popular. En ese momento los socialistas dejaron abierta la posibilidad de que se ampliara la querella, como así hicieron, por otros delitos y a otros responsables.

El magistrado instructor del procedimiento acordó en junio la personación en el procedimiento del PSPV, que se ha ido extendiendo a todas las piezas que han ido derivando de la causa inicial.

Sin embargo, Puig, al pasar de estar en la oposición del Gobierno valenciano durante los años en los que se ha estado instruyendo la causa, a presidente de la Generalitat en las pasadas elecciones de mayo, pidió al tribunal que le apartara del procedimiento por su actual representación institucional, algo a lo que el TSJCV ha accedido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.