Los cinco trabajadores despedidos de la Televisión Municipal de Granada (TG7) han presentado este viernes una denuncia ante la Inspección de Trabajo para que investigue la posible presencia en el censo de trabajadores de la empresa que presta el servicio de televisión al Ayuntamiento de Granada, Central Broadcaster Media (CBM), de "personas sin vinculación real con la misma y que aparecen como trabajadores aunque jamás han aparecido por el puesto de trabajo".

En concreto los trabajadores despedidos han denunciado la presencia en el censo electoral de un periodista que aparece en este censo como trabajador (redactor) desde el 8 de octubre de 2014 hasta la fecha "pero del que no hay constancia alguna ni de asistencia al trabajo ni que haya realizado ningún tipo de tareas".

En este sentido, los trabajadores despedidos han mostrado su profunda preocupación ante unos hechos que han tildado como "muy graves" y han instado al concejal responsable de la televisión municipal, Juan Antonio Fuentes, así como a su directora, Cristina García Carmona, a que expliquen "por qué esta persona está contratada sin tener funciones algunas, ya que es en última instancia el Consistorio granadino el que paga, con dinero público, los sueldos de los trabajadores".

Los hechos "son más graves aún", según indican en un comunicado los denunciantes, ya que se ha dado la circunstancia de que este "presunto trabajador" de TG7 fue nombrado este jueves, por su edad, como miembro de la mesa electoral para la celebración de elecciones sindicales en el centro de trabajo de la televisión municipal de Granada TG7, entre los trabajadores de la empresa CBM.

Los trabajadores despedidos, además, han exigido a los responsables municipales que expliquen a la ciudadanía y a la autoridad competente si el caso de este periodista es único "o existen, o han existido, otros trabajadores o trabajadoras en circunstancias similares".

Consulta aquí más noticias de Granada.