El Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora (Almería) ha levantado la restricción del baño y la estancia que pesaba sobre la playa de Quitapellejos, en la pedanía de Palomares, por la presencia de una microalga tóxica que había ocasionado alergias y afecciones respiratorias, aunque se mantiene en la playa de Villaricos por el mismo motivo.

La decisión de abrirla al público se ha adoptado este viernes después de que la Delegación Territorial de Salud de la Junta de Andalucía haya informado de que ya no existe "ningún riesgo para la salud humana" y se haya constatado que no se han registrado nuevos afectados con manifestación de síntomas con posterioridad al 24 de junio.

Los últimos estudios, según ha indicado el Consistorio en un comunicado, han determinado por contra que la adopción de las medidas preventivas siguen siendo necesarias en la playa de Villaricos y, por tanto, se deben continuar manteniendo las recomendaciones realizadas. Es la única que continúa afectada tras levantarse hace unos días las restricciones en el Playazo de Vera.

Tras la apertura de la playa de Quitapellejos, el alcalde, Antonio Fernández Liria, ha trasladado que espera que la noticia de la apertura de la playa de Villaricos "se dé lo más pronto posible y ha aprovechado para hacer un llamamiento a vecinos y turistas "para que no duden en visitar el resto de nuestra costa cuevana, que cuenta con un total de 17 kilómetros de arenosas playas y calas vírgenes, que son sin duda una de nuestras señas de identidad".

Las medidas se adoptaron el día 23 de junio ante la presencia de microalgas del tipo ostreopsis que hacía recomendable evitar el baño y la cercanía al rompeolas a menos de 50 metros, y tras hasta 73 casos de personas con síntomas respiratorios y alérgicos.

Consulta aquí más noticias de Almería.