Efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) de la 12 Zona de la Guardia Civil con sede en Burgos han destruido un proyectil rompedor para cañón de acompañamiento 65/17, modelo 1913, en un paraje de Las Merindades.

El hallazgo fue comunicado por un particular en el Puesto de la Guardia Civil de Espinosa de los Monteros, donde manifestó que había encontrado casualmente lo que parecía ser un proyectil de artillería en el cauce del río Trueba.

Trasladados los especialistas al lugar comprobaron la existencia de la munición artillera, proyectil rompedor para cañón de acompañamiento 65/17 modelo 1913. Tras inspeccionarlo visualmente, con las reglamentarias medidas de seguridad fue trasladado a un paraje próximo y adecuado donde fue destruido, de manera controlada.

La pieza que dispara esta munición, cañón Italiano para acompañamiento de la infantería, fue un proyecto Terni. Empezó a ser construido en el arsenal de Turín en 1913, para dotación de una pieza de artillería ligera para acompañamiento de la infantería.

Las primeras 38 piezas empleadas en España salieron de La Spezia el 23 de septiembre de 1936, en el mercante 'Citta di Bengassi', que desembarcó las mismas en el puerto de Vigo, y fueron numerosos los envíos posteriores, que según diferentes autores oscilan entre 180 y 330.

En Burgos se organizaron dos baterías, las número 24 y 25 en el XI Regimiento Ligero, que sin duda alguna, se emplearon en acciones bélicas en Espinosa de los Monteros.

La Guardia Civil ha recordado que, ante la aparición de este u otros tipos de munición y/o artefactos o material explosivo, deben abstenerse de desplazar, modificar o manipular los mismos, ya que estas acciones pueden poner en grave peligro al particular y al resto de la población debido a las especiales características de estos hallazgos, ya de por sí inestables, debiendo limitarse nuestra actuación a comunicar su avistamiento a la Guardia Civil (062) o al 112.

Consulta aquí más noticias de Burgos.