La exadministradora de empresas de la trama Gürtel, Isabel Jordán, ha atribuido los 'extras' en los montajes de las ferias de Fitur encargados por la Agencia Valenciana de Turismo (AVT) a que "en un evento, siempre surgen muchísimos cambios de última hora, y a eso le llamamos extras", al tiempo que ha negado fraccionamiento de contratos.

Jordán se ha pronunciado así en su el segundo día de su declaración como acusada en el juicio por la pieza 3 del caso Gürtel, relativa a presuntas irregularidades en contrataciones de Fitur entre los años 2005 y 2009, y en la que hay 13 acusados, entre ellos, dos exconselleras de Turisme del Gobierno de Francisco Camps: Milagrosa Martínez y Angélica Such.

En esta segunda jornada, Jordán ha estado respondiendo a las preguntas formuladas por los letrados de las defensas, puesto que ayer pudo finalmente concluir el interrogatorio del ministerio fiscal tras algo más de ocho horas. En esta sesión, la acusada, que se enfrenta a una pena de seis años y tres meses de prisión, se ha referido a los costes que surgieron fuera de lo contratado entre la AVT y Orange Market para las ferias de Fitur, que ha llamado 'extras'.

"Cuando organizas un evento siempre surgen muchísimos cambios de última hora y a eso lo denominamos extras. Y surgen siempre. Como empresa de servicios, ante ello, tenemos que prestar el servicio y no se puede paralizar", ha subrayado.

La obra no se puede parar

En este sentido, ha concretado que al efectuar el montaje en Fitur o en cualquier otra feria "dependes de una normativa en la que se establecen unas fechas determinadas y unos horarios que hay que cumplir". Así, ante la aparición de algún 'extra', ha dicho que se intenta consultar con el cliente, pero si no da tiempo, "se hace y luego ya se pasa el presupuesto porque la obra no se puede parar". "Hay cosas -ha añadido— que van surgiendo en el momento y otras en las que te da tiempo a preparar un presupuesto".

La acusada ha afirmado que desde su mercantil, Easy Concept, "siempre" han intentado mandar los presupuestos de los gastos 'extras' con antelación, "porque lo más fácil es que te lo firmen para luego no tener problemas", ha aseverado, pero ha reconocido que no siempre era posible actuar de esta manera.

En relación con estos 'extras', Jordán ha concretado que se refiere, por ejemplo, al incremento del gasto en relación con tomas de agua y de luz; con la incorporación de nuevos carteles; de unos Cds con imágenes del stand de la feria; un reportaje fotográfico; unos delantales o un almuerzo celebrado en Ifema el 27 de enero de 2005 por el que Orange —según consta en el sumario— emitió dos facturas: una por 119.035 euros y otra por 30.000.

Al tribunal juzgador le ha llamado la atención la cantidad de 'extras' que se facturaron así como el elevado importe de los mismos, por lo que ha insistido en que la acusada le informara quién autorizó o encargó los mismos. Al respecto, ha afirmado que el reportaje lo hizo el gabinete de prensa de la AVT; de los delantales se ocupó el exjefe de gabinete de la conselleria Rafael Betoret; pero en cuanto al almuerzo, no ha sabido aportar nombres. Así, ha dicho: "Con el almuerzo no hubo comunicación directa conmigo. Me imagino que lo aprobaría alguien de la AVT, pero no sé quién. A lo mejor Álvaro Pérez —conocido como 'El Bigotes'— puede decirlo".

Por otro lado, Jordán ha afirmado que "nunca" ha oído hablar de fraccionamiento de contratos y ha asegurado que su jefe, Pablo Crespo —también acusado— "era muy exigente con los costes con los proveedores y muy exigente". Así mismo, ha señalado que éste pedía a sus trabajadores que fueran "muy escrupulosos y correctos" tanto con las administraciones públicas como con los clientes privados.

Conversaciones con peñas

Por otro lado, a Jordán se le ha interpelado por las conversaciones que mantuvo con el exconcejal del PP del Ayuntamiento de Majadahonda José Luis Peñas, que fue quien estuvo grabando al presunto cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, durante años, y luego denunció ante la Policía el caso Gürtel.

La acusada ha afirmado que ella no sabía que Peñas le estaba grabando sus conversaciones, y ha afirmado que fue cuando no consiguió ningún voto para ser concejal en la oposición en el consistorio cuando le comenzó a llamar "continuamente" y le pedía información de las empresas en las que trabajaba.

Ha afirmado que en una de esas conversaciones, que cree que no están incorporadas al procedimiento, Peñas le indica que "está preparando una buena a Correa". En concreto, le señaló -según ha reproducido—: "O saca la pasta o hundo al señor Correa".

Consulta aquí más noticias de Valencia.