La Guardia Civil de la Región de Murcia en el marco del 'Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad escolar' y del 'Plan mejora de seguridad en el sector comercio', ha desarrollado dos investigaciones, una de ellas con la colaboración de la Policía Local de Archena, que se han saldado con la detención de tres personas, entre ellas un menor, como presuntas autoras de delito de robo con fuerza. Además ha resultado incautado un vehículo y recuperados ordenadores, un scanner y 300 euros.

En La Algaida-Archena, la investigación se inició cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del robo cometido en un Instituto de Educación Secundaria del municipio, del que fue sustraído numeroso material informático y didáctico, según han explicado fuentes de la Benemérita.

Los hechos se produjeron durante un fin de semana, momento en que el Centro Educativo permanece cerrado, y que los autores habían accedido después de escalar el muro perimetral y forzar la reja de una de las ventanas del edificio, para una vez dentro, fracturar numerosas puertas de las distintas salas y aulas donde se encontraban los ordenadores, scanners y otros materiales didácticos.

Los investigadores identificaron a un joven que había sido visto en las proximidades del Instituto en horas tardías de ese fin de semana. El muchacho, menor de edad, cursaba estudios en ese Centro y mantenía ciertos vínculos de amistad con otro joven del municipio, con numerosos antecedentes policiales.

Una vez obtenidos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha detenido a dos personas -una menor de edad- como presuntas autoras de delito de robo con fuerza. En su poder fueron hallados y recuperados parte de los objetos sustraídos, como ordenadores y un scanner.

Los arrestados, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Molina de Segura (Murcia) y de la Fiscalía de Menores de Murcia, han añadido las mismas fuentes en comunicado de prensa.

Por otro lado, la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Archena, ha detenido a una persona a la que se le atribuye la presunta autoría de un delito continuado de robo con fuerza.

La actuación se inició cuando un guardia civil, fuera de servicio, observó la presencia de una persona, en las proximidades de un establecimiento comercial, que merodeaba en actitud sospechosa. Seguidamente intentó forzar la puerta del local.

El guardia civil alertó de inmediato a efectivos de la Benemérita y de la Policía Local que acudieron al lugar e identificaron a esta persona: un varón, de nacionalidad rumana, con numerosos antecedentes policiales. En su poder fueron halladas varias herramientas como destornilladores, una llave inglesa y unos guantes de protección, por lo que fue detenido como presunto autor de delito de robo con fuerza.

La investigación posterior determinó que, escasos minutos antes, se había producido el robo con fuerza en dos establecimientos comerciales de la zona con el mismo método: fractura del bombín de la cerradura, por lo que se le atribuye la presunta autoría de delito continuado de robo con fuerza.

Al arrestado, además de las herramientas empleadas para la comisión de los robos, le fueron intervenidos 300 euros en moneda fraccionaria procedentes de las cajas de recaudación de los comercios. El vehículo en el que se desplazaba fue intervenido y puesto a disposición de la autoridad judicial.

El detenido, el dinero recuperado, las herramientas y el vehículo incautado fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Molina de Segura (Murcia).

Ambas actuaciones, desarrolladas por la Guardia Civil en el marco del 'Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad escolar' y del 'Plan mejora de seguridad en el sector comercio', han culminado con la detención de tres personas -una de ellas menor edad- a las que se les atribuye la presunta autoría de delito de robo con fuerza.

Consulta aquí más noticias de Murcia.