Un total de 10.837.118 griegos están llamados a votar este domingo en el referéndum sobre la aceptación o el rechazo a las medidas propuestas por los acreedores, cuyos primeros resultados fiables estarán disponibles en torno a las 21 horas (20 h en España), según el Ministerio del Interior.

La pregunta será la siguiente: "¿Tenemos que aceptar el proyecto de acuerdo que fue presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25/06/2015, que se compone de dos partes y que constituyen su única propuesta?".

Para responder, los votantes tendrán que marcar con una cruz la casilla del "nai" (Sí, las acepto), o del "oxi" (No las acepto). Los colegios electorales abrirán a las 04.00 GMT (6 hora española) y se cerrarán doce horas después, a las 16.00 GMT (18 hora española).

Según los cálculos del Ministerio, debido a que el proceso de recuento se simplifica respecto a las elecciones por haber solo dos posibilidades, está previsto que los primeros resultados estén disponibles entre una y dos horas después del cierre de colegios.

Debido al corto plazo con el que ha sido convocado, muchos expatriados no podrán participarPara que el resultado del referéndum sea considerado válido, las normas exigen una participación de al menos el 40% del electorado. No obstante, debido al corto plazo con el que ha sido convocado el referéndum, muchos de los votantes expatriados no podrán participar en él.

Los centros electorales serán los mismos que en las elecciones generales del 25 de enero de este año, cuando ganó el partido izquierdista Syriza, y se usará el mismo censo electoral, incluyendo las actualizaciones introducidas hasta la fecha del 30 de abril.

Para muchos ciudadanos que están empadronados en sus lugares de nacimiento pero viven en las grandes ciudades, esto significará tener que viajar el domingo, pues no es posible votar en el lugar de residencia.

También se habilitarán centros electorales para votantes de categorías especiales, como militares, policías y presos, entre otros. Aquellos que, por la razón que sea, no hayan sido incluidos en el censo, pero tengan derecho a participar, podrán ejercer el voto en el horario normal en cualquier mesa de votación de los registros municipales.

Los ciudadanos con discapacidades, además, tendrán "prioridad absoluta" y representantes del poder judicial deberán velar para facilitarles el acceso. Las comisiones electorales y los representantes judiciales también se repetirán de los comicios de enero.

Para esta tarde están previstos en Atenas dos grandes actos de final de esta breve campaña, uno a favor del 'no' organizado por el gubernamental Syriza, y otro en defensa del 'sí' convocado por una plataforma deformaciones políticas, empresarios, sindicatos, alcaldías y movimientos ciudadanos.