El pleno del Ayuntamiento de Logroño se ha reanudado media hora después, tras la reunión de la Junta de Portavoces, convocada tras suspender el presidente de pleno, Ángel Sáinz Yangüela, la sesión plenaria tras las protestas del público, que han derivado en la expulsión, por parte de la policía, de la sala del exconcejal, Alfredo Orío.

Antes, y nada más iniciarse la sesión, y en el primer punto del orden del día - la aprobación del acta de la sesión anterior- el portavoz de 'Cambia Logroño', Gonzalo Peña, ha tomado la palabra para protestar por no haberse admitido dos mociones presentadas por su formación, una sobre Ley de Sostenibilidad de Régimen Local y otra sobre la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como 'Ley Mordaza'.

En ese momento, ha sido llamado al orden por el presidente del pleno, momento en el que el exconcejal, que se encontraba en el público ha empezado a gritar frases como "Estáis siendo antidemocráticos", y tras ser apercibido por Sáinz Yangüela en dos ocasiones, ha sido sacado por la fuerza, por Policía Local de la sesión plenaria.

En ese momento, han arreciado las protestas del público, momento en que Sáinz Yangüela ha suspendido la sesión y ha convocado Junta de Portavoces. En ese instante, tanto los concejales de 'Cambia Logroño' como parte de los asistentes se han puesto caretas con la boca tapada, con las que han que han querido protestar por la 'Ley Mordaza'.

Nada más reanudarse la sesión, Peña ha explicado los motivos de su protesta por no haberse admitido dos de las tres mociones, si bien Sáinz Yangüela le ha pedido que estos temas se traten en Junta de Portavoces. En ese instante, ha sido expulsado, también por la Policía, del salón de plenos otra persona por protestar de forma airada.

A partir de ese momento, el pleno continua sin ningún incidente destacable más.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.