Los equipos de tratamiento familiar (ETF) de la Junta de Andalucía han permitido preservar la integridad de las familias en "más del 80 por ciento" de los casos atendidos en la provincia de Cádiz, evitando así que se tuvieran que llevar a cabo en éstos medidas de protección dirigidas a la población infantil en situación de riesgo y, por tanto, se separase a los hijos de sus progenitores.

Según explica la Junta en una nota, los datos de esta actividad durante el pasado año han sido presentados este jueves por el delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil; la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Miriam Alconchel, y el director general de Personas Mayores, Infancia y Familias, Ángel Acuña.

Han detallado que las intervenciones son básicamente preventivas y tienen una doble finalidad, siendo la primera de ellas la de potenciar que las familias participantes proporcionen a los menores un ambiente familiar adecuado que garantice su normal desarrollo, suprimiendo aquellos factores que pueden ser causa de desprotección y desemboquen en la adopción de medidas de protección que conlleven la separación del niño de su entorno tras decretarse una situación de desamparo.

Por otro lado, se busca promover, cuando sea posible, la reunificación familiar de menores sobre los que se ha adoptado con anterioridad una medida de protección, a través de la corrección de las disfunciones en la dinámica familiar que la motivaron.

2.400 MENORES

En la provincia gaditana, en 2014 se ha mantenido la capacidad de cobertura del programa, que ha posibilitado la atención a un total de 1.385 familias con 2.400 menores, gracias a la firma anual de convenios de colaboración entre la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales y corporaciones gaditanas con competencias en esta área: los ayuntamientos de Arcos, Rota, La Línea, Puerto Real, Algeciras, Sanlúcar, San Roque, Los Barrios, Conil, San Fernando, Chiclana, Cádiz, El Puerto, Barbate y Jerez y la Diputación, que presta cobertura a los municipios con menos de 20.000 habitantes.

Dichos convenios van acompañados de una subvención de la Junta que el año pasado fue de "más de dos millones de euros frente al millón aportado por ayuntamientos y Diputación".

Con esta inversión se financian los 22 equipos de tratamiento familiar (ETF), formados por 69 técnicos y 16 coordinadores, que se encargan de llevar a cabo el programa y efectuar las intervenciones. Se trata de unos equipos que están integrados por un total de 85 profesionales, entre los que se encuentran psicólogos, trabajadores sociales y educadores sociofamiliares.

Perfil del usuario

Las familias destinatarias del programa presentan por lo general alguna de las siguientes características: tienen menores a su cargo que se encuentran en situación de riesgo social; son monoparentales con hijos menores de 18 años en situación de dificultad social; en su seno se han detectado situaciones de violencia que afectan directa o indirectamente a los menores a su cargo, y tienen hijos sobre los que se han adoptado una medida de protección previamente y existen posibilidades de retorno.

Estas familias y menores participantes en el programa vienen derivados tanto de los servicios sociales comunitarios como del Servicio de Protección de Menores de la Delegación.

López Gil ha enmarcado las actuaciones de los Equipos de Tratamiento Familiar en las políticas generales que lleva a cabo la Junta de Andalucía para la protección y la atención a los menores, y que "son una absoluta prioridad para este Gobierno".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.