La Conselleria de Territorio y Sostenibilidad ha licitado las obras de la variante que conectará la C-37 con la N-240 por fuera del núcleo urbano de Valls por 3,7 millones de euros.

Según ha informado el departamento dirigido por Santi Vila este jueves en un comunicado, se prevé que los trabajos se adjudiquen en otoño y que empiecen a finales de este 2015, con un plazo de ejecución de 11 meses.

La nueva carretera, que tendrá 800 metros de longitud y estará formada por dos carriles de 3,5 metros y dos arcenes de 1,5 metros de ancho, mejorará la movilidad y la seguridad vial de la zona.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.