España acogerá en octubre y noviembre de este año, y junto con Portugal e Italia, el mayor ejercicio de la OTAN desde el fin de la Guerra Fría con la participación de más de 30.000 militares de 30 países, unas maniobras que durarán algo más de un mes y que, además de servir de adiestramiento, favorecen la "disuasión" frente a todo tipo de amenazas, incluido el terrorismo yihadista.

Así lo ha expresado este jueves el ministro de Defensa, Pedro Morenés, durante la presentación del ejercicio 'Trident Juncture 2015', donde ha indicado que estas maniobras no tienen el objetivo concreto de preparar a las fuerzas armadas aliadas contra el terrorismo, pero sí servirá para que estén preparadas ante cualquier contingencia.

"El terrorismo no funciona igual en cada zona, pero sí es importante mostrar al mundo y los que quieren atentar contra nuestro modo de vida que estamos dispuestos a defender nuestras sociedades y valores", ha afirmado al ser preguntado por los ataques terroristas de los últimos días, como el de Túnez del pasado viernes, en el que murieron 38 personas.

"No es un ejercicio teórico, sino que es un ejercicio de adiestramiento que favorece la disuasión. Tenemos que estar preparados para ser eficaces para derrotar esta amenaza porque puede tener cualquier tipo de forma con enormes capacidades de destrucción", ha añadido.

A la pregunta de si el ejercicio pondrá en práctica acciones como la intervención que se plantea la UE en Libia para frenar el avance del terrorismo en ese país, Morenés ha señalado que es "prematuro" dar una respuesta muy concreta, pero ha remarcado que mientras Europa "siga en la fase de luchar contra la inmigración ilegal" y los grupos organizados de tráfico de seres humanos, "el vínculo hipotético sería una operación aérea para destruir barcos" en la costa para evitar que partan hacia el sur de Europa.

Operaciones terrestres,

Marítimas y aéreas

El ejercicio OTAN estará compuesto por dos fases. La primera, entre el 3 y el 16 de octubre, tendrá por finalidad la evaluación y certificación de la estructura de mando de la fuerza de respuesta de la Alianza para el año que viene, de la que España será la punta de lanza o fuerza de muy alta disponibilidad.

En la segunda fase, la real, que transcurrirá del 24 de octubre al 6 de noviembre, se desarrollarán diferentes operaciones terrestres, marítimas y aéreas: una operación ofensiva terrestre, desembarcos anfibios, lanzamientos paracaidistas, acciones en ambiente urbano y actuación de fuerzas de operaciones especiales, entre otras.

El ejercicio se desarrollará en 16 escenarios distribuidos en España, Italia, Portugal y aguas del océano Atlántico y el mar Mediterráneo. Del total de los efectivos participantes, cerca de 20.000 desplegarán en ocho ubicaciones españolas: Zaragoza, Albacete, Almería, Cádiz, Palma de Mallorca y Madrid.

La aportación española a estas maniobras será de unos 8.000 militares, de los cuales 4.702 pertenecen al Ejército de Tierra, 2.650 a la Armada y 516 al Ejército del Aire. En cuanto a los medios materiales, España aportará 23 carros de combate, 93 blindados, una decena de helicópteros, 13 buques y una treintena de aviones, entre los que habrá 12 'cazas' Eurofighter.

Dar visibilidad al sur de europa

Según el ministro de Defensa, este va a ser "probablemente el ejercicio más potente que ha hecho la OTAN" y, aunque hubo "dudas" acerca de si llevarlo a cabo por el conflicto en el este de Ucrania, finalmente se decidió hacerlo para "dar visibilidad" al sur de Europa "como zona fundamental" para la Alianza Atlántica.

A la pregunta de si este ejercicio puede dañar las relaciones bilaterales entre España y Rusia, Morenés ha dicho estar "convencido de que no" porque Moscú es consciente de que nuestro país forma parte de la OTAN y ya se conoce la postura de ambos en la crisis de Ucrania. "No tenemos ningún otro temor que cumplir nuestros compromisos con nuestros socios", ha apuntado.

Por otro lado, el ministro ha subrayado que el hecho de que España haya sido el país elegido como punta de lanza de la fuerza de respuesta de la OTAN durante el año que viene "reconoce la profesionalidad, dedicación y responsabilidad" de sus militares. "España va a tener un papel de liderazgo, que es importantísimo por ser un reconocimiento a la capacidad de nuestras Fuerzas Armadas", ha destacado.

Consulta aquí más noticias de Albacete.