El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha dejado claro este jueves que, "hasta que no se cumplan" los requisitos medioambientales y "avance" la gestión técnica y administrativa, hablar del dragado de profundización del Puerto de Sevilla es "perder el tiempo".

Espadas se ha pronunciado de este modo después de que el Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) —que concedió este título al parque en 1994—, que se celebra en Bonn (Alemania) pidiera este miércoles al Gobierno español que se comprometa "de forma permanente" a cancelar el proyecto de dragado en profundidad del río Guadalquivir y a "no permitir" ningún plan que suponga una profundización mayor del río en el futuro.

A preguntas de los periodistas, tras mantener una reunión con la comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González, Espadas ha insistido en la necesidad de seguir las recomendaciones de la comisión científica y de la Declaración de Impacto Medioambiental (DIA), recordando además que, por el momento, faltan elementos como la modernización de regadío o el proyecto de márgenes sobre el que la Junta se tiene que pronunciar.

"Cuando se hable de cuestiones técnicas, hay que hablar con los técnicos y no hacer más declaraciones políticas, sino que la Junta y el Estado vean si los requisitos planteados se pueden cumplir o no. Aquí no hay que prejuzgar nada, o sí o no y, si es sí, de qué manera", señala.

Respecto a la influencia que podría tener en la zona franca si finalmente no se hiciera el dragado, el alcalde indica que son iniciativas "completamente distintas, aunque haya conexiones respecto a la estrategia económica del puerto, pero una no condiciona a la otra".

Para Espadas, "la zona franca tiene una estrategia específica y el dragado cuenta en estos momentos con un recorrido importante", ante lo que ha mencionando el plan hidrológico de cuencas, "primer paso a dar par cumplir la sentencia del Tribunal Supremo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.