La Policía Nacional ha desarticulado un grupo delictivo que se dedicaba a dar "tirones" y cometer más de 30 robos con fuerza en Mallorca en los que empleaban una "violencia gratuita y, en ocasiones, desmesurada".

En concreto, según ha destacado fuentes policiales en un comunicado, sobre el mes de enero se inició una investigación a raíz de la comisión de varios robos con violencia cometidos sobre transeúntes, especialmente a chicos jóvenes y mujeres.

Por las gestiones iniciales que se llevaron a cabo se barajó la posibilidad que se trataba del mismo grupo organizado.

La técnica utilizada era muy poco común, ya que acusaban falsamente a las víctimas de portar un teléfono que les pertenecía, y en medio del lío que preparaban comenzaban a golpear a las víctimas, intimidándoles con armas blancas y terminaban sustrayendo los efectos de valor que portasen .

Los menores actuaban a pie o en bicicletas y seleccionaban a las víctimas, mayormente mujeres que hablaban con sus teléfonos móviles, o que portaban sus bolso cogidos del hombro, a los que daban un fuerte tirón y en el caso de que éstas consiguieran evitarlo, recibían patadas y empujones.

Las zonas de actuación eran preferentemente de Son Gotleu, Plaza España y el Molinar.

A mediados del mes de mayo, y tras arduas pesquisas policiales, se logró identificar a los integrantes de la banda. Tras ello, se fueron obteniendo pruebas concluyentes de su participación en los hechos y del modo de actuar, averiguando que además de los robos con violencia, eran autores de otras modalidades delictivas, dedicándose a la sustracción de ciclomotores, bicicletas, robos con fuerza en interior de vehículos y robos con fuerza en domicilios.

En este último tipo de delito, los robos con fuerza en domicilios, accedían por la fachada y sustraían del interior preferentemente jaulas con pájaros, jilgueros o mulatos, de los que se apropiaban o eran vendidos.

El pasado 30 de junio se llevó a cabo la fase operativa, realizándose siete registros domiciliarios simultáneos consiguiendo intervenir numerosos efectos como navajas, una pistola eléctrica, 50 teléfonos, entre otros muchos efectos intervenidos, así como un vehículo que era usado para el traslado de algunos de los integrantes a la zona de Magaluf, donde se dedicaban a localizar turistas en estado de embriaguez de los que se apropiaban de todo lo que portaran de valor en ese momento.

La Comisaría de Distrito Centro ha culminado la desarticulación de este grupo deteniendo a cuatro menores de 15 años de edad y un sujeto de 19 años.

Hasta la fecha se han esclarecido 30 robos con violencia por la modalidad del tirón y unos 6 robos con fuerza en domicilio, pero se continúa en contacto con Guardia Civil por si en sus demarcaciones también hubieran llevado a cabo hechos similares.