Harper Lee
Harper Lee anuncia la publicación de su segunda novela 50 años después de 'Matar a un ruiseñor' HARPERCOLLINS

Porque el Señor dijo así: Ve y pon centinela que haga saber lo que vea. Ese versículo de la Biblia es la inspiración para el título de la novela que Harper Lee escribió  en los años cincuenta -antes que Matar a un ruiseñor- y que ya está preparada para su lanzamiento en España, el próximo 15 de julio.

"Maycomb, Alabama. A los veintiséis años Jean Louise Finch, Scout, vuelve a casa desde Nueva York para visitar a su padre, Atticus. Con el trasfondo de la lucha por los derechos civiles y los disturbios políticos que estaban convulsionando el Sur, el regreso de Jean Louise a casa se torna agridulce".

Es una novela repleta de sabiduría, humanidad, pasión, humor y espontánea precisión

Así comienza el texto de la contraportada de Ve y pon un centinela (Go Set a Watchman), que en España edita Harper Collins Ibérica, y que será, aseguran, "el acontecimiento literario de los últimos tiempos".

"El descubrimiento de perturbadoras verdades sobre su familia, la ciudad y las personas que más quiere, unido a los recuerdos de su infancia, va a hacer que se cuestione todos sus valores", resume el editor.

Ve y pon un centinela capta "a la perfección", dicen, la transición vital de una joven que deja atrás las ilusiones del pasado en un viaje que únicamente puede ser guiado por la propia conciencia.

Es una novela que "ayuda a entender y apreciar" a Harper Lee (Alabama, 1926) en toda su intensidad, "inolvidable" y repleta de "sabiduría, humanidad, pasión, humor y espontánea precisión", que evoca otra época y que "nace siendo un clásico".

Medio siglo en un cajón

La novela, "desaparecida" durante más de cincuenta años, es la primera que escribió Lee y que decidió meter en un cajón porque cuando se la enseñó al editor le interesaron más los "flashbacks" sobre la infancia de Scout.

Lee decidió enterrar la novela en un cajón porque el editor le propuso centrarse en la infancia de ScoutEl editor propuso a Lee escribir una historia a partir de esos recuerdos y situarla veinte años antes de lo que refleja Ve y pon un centinela. El resultado fue la famosísima Matar a un ruiseñor, que ha vendido más de 40 millones de ejemplares en el mundo desde su lanzamiento, en 1960.

Inspirada en una experiencia de la autora, Matar a un ruiseñor cuenta la historia de un abogado que defiende a dos hombres negros acusados de asesinar a un tendero blanco.

Ganó un Pulitzer en 1961, y un año después se adaptó, con el mismo título, al cine, dirigida por Robert Mulligan y protagonizada por Gregory Peck y Mary Badham. La película ganó tres Óscar en 1963, pero a pesar de toda la popularidad del Pulitzer y el éxito en  los cines, Lee decidió regresar a su pueblo, dejar la literatura y rechazar la casi totalidad de las entrevistas que le propusieron.

Tras el éxito de 'Matar a un ruiseñor', Lee decidió volver a su pueblo y dejar la literaturaEn 2014, la abogada y persona de confianza de la escritora, Tonja Carter, encontró el manuscrito y al contárselo a Lee, esta accedió a publicar la historia.

El lanzamiento, considerado una de las grandes noticias de las últimas décadas en el mundo editorial, despertó las suspicacias del gremio de críticos literarios, quienes se preguntaron si es que la escritora había sido presionada a publicar el manuscrito.

Hubo de intervenir la Comisión de Seguridad de Alabama, un organismo cuyo fin es prevenir el fraude financiero a los ancianos y que en marzo concluyó que Harper Lee sí quiere que su segundo libro sea publicado y así se lo dijo ella misma a un miembro de ese ente en una entrevista personal.