La secretaria de Empleo y Formación de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, ha censurado que, "una vez más", el descenso del paro en mayo en Cantabria está "directamente vinculado a máximos históricos de precariedad" y a casi un 95% de contratos temporales, en concreto un 94,86%, la mayor tasa de temporalidad en un mes de mayo desde 2002 cuando se iniciaron estas estadísticas oficiales.

"Por desgracia, es más de lo mismo, se reduce el paro pero a costa de superar todos los meses de este año los mayores porcentajes de empleos temporales y precarios de la serie estadística histórica de la región, lo que desvirtúa un descenso del paro que es más coyuntural y pasajero que otra cosa", ha agregado la responsable regional de Empleo de UGT.

En un comunicado, Álvarez ha puntualizado que en los seis primeros meses de este año un 93,47% de los contratos acumulados desde enero son temporales, "una barbaridad en estas fechas", ya que aún falta por contabilizarse el incremento de la temporalidad que se da todos los años en verano con el repunte de la actividad de la industria turística.

La sindicalista ha denunciado también que más de 22.900 desempleados (22.925) ya no perciben prestación alguna, lo que representa más del 51% de todo el paro de la región, el porcentaje más alto en estas fechas desde 2004, cuando había un 56% de desempleados sin prestación pero con cifras muy inferiores a las actuales (14.160).

"Es evidente que el empleo muy precario que se crea en la actualidad se refleja fielmente en las prestaciones por desempleo porque las remuneraciones son menores y también lo son las cotizaciones a la Seguridad Social que abren la puerta a una prestación por desempleo", ha argumentado Álvarez, tras recordar que la cuantía media actual de una prestación por desempleo, 766 euros mensuales (últimos datos de abril), es la más baja desde que en 2008 existen estadísticas oficiales en este concepto.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.