El director general de la Guardia Civil recuerda a ETA que lo único que esperan los "españoles de bien" es su disolución

Agradece al Cuerpo su servicio a la patria "al margen de colores políticos"
Fernández de Mesa preside el acto en Segovia
Fernández de Mesa preside el acto en Segovia
EUROPA PRESS

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha trasladado a la banda terrorista ETA que lo único que esperan los "españoles de bien", de cualquier ideología política, es su rendición definitiva, la entrega de las armas y la disolución de la organización.

Durante un acto de homenaje al Cuerpo en Segovia, en el que se ha hecho también un reconocimiento al cabo primero José Luis Resco Prieto, herido en un atentado terrorista en 1991, ha recordado que España ha soportado durante 50 años el terror de ETA, que "afortunadamente" se ha tenido que replegar y ha desaparecido gracias a la acción de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Fernández de Mesa ha agradecido en nombre de la sociedad española la labor desarrollada en este sentido tanto a Resco Prieto como al Grupo Antiterrorista Rural (GAR) de la Guardia Civil, que según ha destacado han arriesgado su vida para que el resto de los españoles puedan vivir en paz. "Habéis conseguido derrotar a ETA, exactamente igual que hicisteis con el GRAPO", ha ensalzado, al tiempo que ha asegurado que no hay duda de que los españoles "de bien" se mantienen ahora a la espera de la desintegración definitiva de la banda terrorista.

El director general ha aludido a los GAR como "ejemplo de valentía y lucha permanente por los valores constitucionales", por esos principios de la Constitución "de la concordia" de 1978, basada en la unidad de la Nación española, el derecho a la autonomía de las regiones y la solidaridad entre todas ellas.

En este punto, ha hecho mención una a una a aquellas personalidades "decisivas y ejemplares" que han contribuido en los últimos años a poner punto y final al enfrentamiento entre españoles, entre ellos los socialistas Felipe González y Alfonso Guerra, Manuel Fraga (Alianza Popular), Santiago Carrillo (Partido Comunista) o los sindicalistas Marcelino Camacho y Nicolás Redondo.

Ellos, según ha dicho, ayudaron a acabar con la "historia en blanco y negro" para mirar al futuro con ilusión y esperanza y dejar a las generaciones venideras una España mejor de la que habían recibido, lo cual es, a su juicio, el "gran reto" que tiene hoy la sociedad española.

El director general ha aprovechado su discurso para recordar a aquellos que han fallecido por defender los principios constitucionales, como guardias civiles, policías, jueces, militares o políticos, así como para agradecer a los efectivos del Cuerpo su firmeza a la hora de ejercer esa defensa, así como su respeto a las órdenes del Gobierno.

Después de 171 años, ha dicho, la Guardia Civil ha conseguido ser la institución mejor valorada por permanecer al servicio de la patria, "al margen de colores políticos" y siempre con el principio de la legalidad a las órdenes del gobierno legítimamente constituido. "Esos son vuestros grandes valores, lo que hace que la sociedad os quiera y os necesite", ha manifestado Fernádez de Mesa, quien, parafraseando al Duque de Ahumada en su Cartilla, ha subrayado que los agentes "son pronóstico feliz para el afligido".

Estatua dedicada al cuerpo

El director general ha sido el encargado de presidir el acto de homenaje a la Benemérita, que se ha celebrado junto a la sede de la Comandancia segoviana ante la presencia de decenas de personas, además de autoridades políticas, militares, eclesiásticas y responsables de los diferentes cuerpos de seguridad.

Antes de pronunciar su discurso, tras la recepción de la enseña nacional y el recibimiento de los honores de ordenanza, ha descubierto junto a la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y el agente Resco Prieto una placa conmemorativa en la puerta de acceso a la Comandancia.

El cabo primero, que quedó parapléjico a consecuencia de una bala que le dañó la columna vertebral durante un enfrentamiento con miembros de ETA en San Sebastián, fue nombrado Hijo Adoptivo de la Ciudad de Segovia el 27 de junio de 2014.

Fernández de Mesa ha descubierto después, junto al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, una estatua dedicada al Cuerpo en la que se representa a un agente veterano con tricornio, mostacho, capote y mosquetón, obra del artista Luis Sanguino, autor de seis puertas de la Catedral de la Almudena y los apóstoles que rodean el tambor del templo.

La alcaldesa de Segovia también ha destacado en su intervención la confianza ciudadana hacia la Guardia Civil, a la que ha ensalzado como "ejemplo de trabajo bien hecho, sacrificio, abnegación y lealtad", así como un "referente" en la que debe mirarse la sociedad por aspectos como su disciplina, rectitud o cualificación.

Luquero ha valorado asimismo su valor y defensa del Estado de derecho, la Democracia y la convivencia pacífica de la sociedad, además de la adaptación de la institución a los nuevos tiempos y amenazas.

Por su parte, el presidente de la Diputación ha elogiado la labor "callada" que la Benemérita desempeña en la provincia, principalmente apreciada en los municipios más pequeños, donde la población está más envejecida.

Vázquez, quien ha aprovechado para agradecer esa actividad "sacrificada" en pos del territorio, ha apuntado que la colaboración de la entidad con la Benemérita está plasmada no solo en la construcción de la escultura que este miércoles se ha descubierto, sufragada con ayuda de Diputación y ayuntamientos segovianos, sino además en la mejora de las condiciones de vida de los cuarteles, subvencionadas junto con el Gobierno central.

El acto de este miércoles, que se ha clausurado con un homenaje a los que dieron su vida por España y la entonación del himno de la Benemérita, ha servido asimismo para otorgar oficialmente el nombre de 'Guardia Civil' a la glorieta que se ubica frente a la Comandancia segoviana, en la carretera de San Rafael.

Entre los asistentes, además de la alcaldesa y el responsable de la Diputación, figuraban el delegado del Gobierno en Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones; la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz; el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar; el obispo de la Diócesis, Moseñor César Franco; el vicerrector del campus segoviano de la Universidad de Valladolid, Juan José Garcillán, así como parlamentarios nacionales y autonómicos, diputados, concejales y autoridades de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estados y el Ejército de Tierra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento