El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha informado este lunes que la primera llamada institucional como jefe del Consell ha sido a la presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio (AVM3J), Beatriz Garrote, "para pedirle perdón en nombre de la Generalitat" a todas las víctimas y familiares, y la segunda al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para exigir cambio de financiación y visibilidad para la Comunitat. Aunque no ha podido atenderle, aunque ha asegurado que lo hará "en las próximas horas".

De esta manera lo ha asegurado Ximo Puig en la rueda de prensa para dar a conocer los nombres de los consellers, cumpliendo así la promesa que realizó la noche electoral.

Así, ha explicado que la primera llamada a sido a Beatriz Garrote "para pedirle perdón en nombre de la Generalitat porque ha sido una gestión del accidente lamentable, por parte de la institución". Al respecto, Puig ha confesado que ha sido "extremadamente emocionante" para él.

"Me siento heredero provisional de esta institución y creo que esta institución debe reafirmar su dignidad en base a un comportamiento y el primero es pedir perdón a aquellos a los que se ha ofendido y reparar conjuntamente la relación entre esta institución y los ciudadanos", ha continuado Puig. El jefe del Consell ha insistido en que el Gobierno valenciano "solo tiene sentido si realmente sus dueños son los ciudadanos".

En segundo lugar, ha telefoneado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "que no ha podido contestar". Pero, "en las próximas horas lo hará", ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.