El primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, espera que si se sigue el "ritmo" planteado y "todo va bien" la ciudad podría contar con un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y un documento que modifique el Plan Rogers, es decir, el proyecto para la integración del ferrocarril en la ciudad.

Saravia se ha expresado así tras una reunión con la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE) que se ha centrado fundamentalmente en el PGOU, sobre el que ha concretado los plazos para su desarrollo.

El primer teniente de alcalde ha explicado que en estos momentos el Plan ya ha tenido una aprobación inicial en parte y en estos momentos se encuentra en exposición pública, plazo que finalizará el 18 de julio, tras lo que habrá que informar las alegaciones y comenzar a trabajar.

Así, las previsiones que maneja la Concejalía en primer lugar contemplan, sin esperar al 18 de julio y a las alegaciones, que entre el 1 de julio y el 1 de enero del próximo año se lleve a cabo un gran debate sobre el modelo de ciudad que se quiere, para lo que se pretende contar con todas las entidades vallisoletanas.

Gran participación

En este sentido, ha asegurado que se pretende dar el "máximo juego" a entidades y asociaciones, para que el resultado del plan no sólo sean las alegaciones, que también, sino un documento que "expresión" de todas las voluntades y un "consenso de ciudad".

A partir de ahí se llevarán a cabo diferentes fases, la primera el debate para una estructura de ciudad en el que espera "amplia participación" y que recoja también el modelo que se quiere para el soterramiento y la integración del ferrocarril en la ciudad.

Posteriormente, en el primer trimestre de 2016 se "reelaborarán" los documentos y desde el 1 de abril se hará una nueva aprobación inicial, de forma que si el ritmo y todo va "bien" a finales de 2016 pueda aprobarse el nuevo documento que también modifique el Plan Rogers porque considera que "más deprisa no se puede ir" pero tampoco más despacio.

Manuel Saravia cree que es el camino "más rápido y más fácil" que se puede seguir y ha incidido en la revisión del Plan Rogers porque el documento incluido en el PGOU aprobado inicialmente se incluye sin modificación alguna. "Parece eternamente joven", como Jordi Hurtado, ha dicho el responsable de Urbanismo, ya que ha cambiado todo pero el Plan se mantiene "tal cual", incluso lo que se refiere al plan económico.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.