Técnicos del Ayuntamiento de Lleida investigan las causas del hundimiento parcial de un piso del número 92 de la calle Alfred Perenya, que se produjo el domingo sin heridos, ha informado a Europa Press el Consistorio.

El Ayuntamiento desalojó la noche del domingo a los ocho inquilinos del edificio, y el alcalde, Àngel Ros, aseguró entonces que el desprendimiento parcial se había producido en el lavabo del piso segundo segunda, donde parte del suelo se había hundido y había caído sobre el primero.

El inmueble afectado tiene cuatro plantas, con dos pisos por planta, según un comunicado del Consistorio; de los ocho pisos, cuatro estaban deshabitados, los de la tercera y cuarta planta.

Consulta aquí más noticias de Lleida.