El catedrático de Filosofía Carlos Alarcón será el nuevo Comisionado de la Defensoría Universitaria de la UPO

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla ha designado al catedrático de Filosofía del Derecho Carlos Alarcón Cabrera como nuevo Comisionado de la Defensoría Universitaria, cargo que ostentará durante un año y al término del cual se convocarán elecciones a Defensor Universitario. Con ello, la institución pretende dar solidez a una estructura vacante desde principios de año, cuando terminó el plazo de presentación de interesados quedando el mismo desierto después de una trayectoria de candidaturas fallidas en el momento de la votación.
El catedrático de la UPO Carlos Alarcón
El catedrático de la UPO Carlos Alarcón
EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla ha designado al catedrático de Filosofía del Derecho Carlos Alarcón Cabrera como nuevo Comisionado de la Defensoría Universitaria, cargo que ostentará durante un año y al término del cual se convocarán elecciones a Defensor Universitario. Con ello, la institución pretende dar solidez a una estructura vacante desde principios de año, cuando terminó el plazo de presentación de interesados quedando el mismo desierto después de una trayectoria de candidaturas fallidas en el momento de la votación.

Así lo ha confirmado a Europa Press el rector de la UPO, Vicente Guzmán, que ha alabado la trayectoria académica y de gestión de Alarcón, al que considera "una persona con un perfil muy adecuado para ser Defensor Universitario", dado que "es dialogante y cuenta con un carácter extraordinario, un currículum impresionante y capacidad de generar diálogo".

Alarcón Cabrera es catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad Pablo de Olavide. Anteriormente había impartido esta materia en las universidades de Sevilla y de Huelva, y como profesor visitante en las universidades públicas de Pavía y Helsinki. Ha sido director del Departamento Theodor Mommsen de la Universidad de Huelva, secretario general de la Universidad de Huelva, director del Departamento de Derecho Público de la UPO y vicerrector de Relaciones Institucionales e Internacionales de esta universidad.

Con esta designación, la UPO pretende acabar con el enquistamiento del puesto, en el que históricamente se han registrado problemas en la elección. Según ha recordado al respecto Guzmán, hubo tres votaciones fracasadas de Defensor antes de la llegada del catedrático de Derecho Administrativo Eduardo Gamero al cargo, que sí consiguió una cierta estabilidad.

Sin embargo, al optar Gamero a la reelección, éste protagonizó hasta dos votaciones fallidas que le hicieron desistir, al entender que la elección de una figura que fundamenta su actuación en la confianza que merece "no puede tener su origen en una polémica acerca de la legalidad o no de la votación mediante la que se le designa", dado que la segunda votación programada, tras no lograr la mayoría necesaria en la primera, fue objeto de reclamación.

Posteriormente, el catedrático de Psicología de la Comunicación Juan Daniel Ramírez Garrido fue designado Comisionado y, posteriormente, se presentó a los comicios sin alcanzar tampoco la mayoría necesaria para esta designación, pese a que, según Guzmán, "se trata de una persona excelente, con una gran capacidad y un prestigio fuera de toda duda".

"hay otras formas de desgaste"

Para el rector de la Olavide, "hay que reiterar a los claustrales el mensaje de que tenemos que ser capaces de solucionar el problema no con una elección concreta, sino con carácter general". "Hay quien puede entender que ésta es una forma de desgastar al gobierno, pero hay otras formas de conseguirlo sin tener que usar una institución tan importante", ha expuesto.

La Defensoría Universitaria es un órgano creado para velar por los derechos de toda la comunidad universitaria: estudiantes, personal docente e investigador, y personal de administración y servicios. A este efecto recibe quejas y efectúa sugerencias, tramita expedientes de oficio y desempeña funciones de mediación. Todas sus actuaciones se dirigen a la mejora de la calidad universitaria. Se trata de un órgano de creación preceptiva, de acuerdo con la Disposición Adicional 14 de la Ley Orgánica de Universidades: los Estatutos de la Olavide regulan esta institución en el Título Octavo.

Se trata de un órgano de creación preceptiva, imparcial e independiente, cuya persona titular es democráticamente elegida por el Claustro, ante el que presenta un informe anual. No está sometida a directrices ni mandato imperativo alguno, pero tampoco dispone de poderes ejecutivos: efectúa recomendaciones y sugerencias guiadas por un principio de equidad o justicia material. La designación del titular de la Defensoría requiere el voto favorable de la mayoría absoluta del Claustro universitario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento