El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación.
El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, durante su intervención en el debate sobre el estado de la nación. EFE

CDC ha convocado este viernes a sus diputados en el Congreso y el Senado para decidir cómo concretan técnica y operativamente el divorcio con UDC, y en consecuencia también estará sobre la mesa la continuidad de Josep Antoni Duran como líder de CiU en la Cámara Baja.

La reunión —que el partido celebrará en Barcelona pero que quiere que transcurra con discreción— tiene lugar después de que UDC rechazara el últimátum de CDC para adherirse a su hoja de ruta, y después de que CDC haya dado por rota la federación, y en consecuencia se presentarán por separado a las elecciones del 27S.

Respecto a la afectación de la ruptura al grupo de CiU en el Parlament, consideró que está garantizada la estabilidadEl mismo coordinador general de Convergència, Josep Rull, ya advirtió el jueves de que la dinámica del grupo del Congreso y el del Senado "no funcionará como hasta ahora" dada la separación entre ambas partes. "Lo evidente es que no podemos continuar igual, porque habrá debates en los que tendremos posiciones diferentes. Las cosas no serán como hasta ahora", según Rull, que dejó al margen la posible afectación de la ruptura al grupo de CiU del Parlament  

Respecto a la afectación de la ruptura al grupo de CiU en el Parlament, consideró que está garantizada la estabilidad, y más cuando quedan sólo dos plenos, y después de que los democristianos la hayan garantizado. Pese a todo, el objetivo de CDC es estudiar cómo hacer la sucesión del espacio político que ocupaba la federación a nivel jurídico y técnico; sobre todo, cuando no hay antecedentes de separación de este tipo de alianzas, añadió Rull.

"Lógico" tener dos grupos en el Congreso

La portavoz de UDC en el Congreso, Montserrat Surroca, ha afirmado por su parte que no desea un "destrozo" del grupo parlamentario y ha advertido de que el reglamento de la Cámara no es "especialmente clarificador" ante un caso como el de la federación catalana, del que no hay "demasiados antecedentes".

En todo caso, ha aventurado que "lo más lógico sería hacer dos grupos" y que cada uno tuviera su portavoz, de manera que el actual portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, pasaría a ser sólo el de UDC, mientras que CDC nombraría el suyo, con toda probabilidad Pere Macias. Surroca ha señalado en todo caso que no hay nada decidido y que sólo habla por "intuición", porque el de dos grupos es el escenario que le parece "más lógico".

La democristiana ha advertido de que sería un "error abrir una batalla campal" por los cargos en el Congreso y ha recordado que Duran, presidente de la Comisión de Exteriores, tiene un escaño que es personal, como sucede con el resto de parlamentarios. Surroca ha recalcado que en la crisis de CiU ha sido CDC quien "ha decidido la ruptura": "¿Quién fue el que salió ante los medios y dijo que rompíamos?", ha preguntado, en alusión a la conferencia de prensa de ayer de Josep Rull.

En cuanto a los críticos de UDC que rechazan salir del Govern catalán, Surroca ha advertido de que están "incumpliendo un acuerdo mayoritario del comité de gobierno" del partido y, pese a que ha dicho que no es partidaria de abrir expedientes disciplinarios, ha pedido "lealtad" y "respeto a las reglas del juego" según lo que establecen los estatutos del partido.

La portavoz también ha indicado que lo "lógico" sería que UDC se presentara con sus propias siglas a las elecciones catalanas del 27 de septiembre.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.