Capacidad cerebral
Ilustración: Luis Frutos. Luis Frutos

En muchas ocasiones hemos oído hablar del cociente intelectual de otras personas y nos han entrado ganas de conocer cuál es el nuestro. Existen tests de inteligencia on line que nos permiten saberlo.

Calcula tu cociente

¿Qué es?: Hablamos de cociente intelectual –y no de coeficiente– porque es el resultado de dividir la edad mental –determinada por medio de un test general de inteligencia– entre la edad real y multiplicar por 100. El cociente intelectual (CI, aunque conocido en inglés como IQ) tiene su media en 100 puntos. La inteligencia normal oscila entre 90 y 110 puntos, los que tienen un cociente por debajo de 70 se consideran deficientes, y los que superan 140 son superdotados.

¿Es fiable?: Existen varias formas de inteligencia: desenvoltura verbal, lógica, razonamiento numérico, inteligencia musical o espacial... El CI mide el grado de inteligencia general, que es la correlación de todas estas aptitudes, por lo que resulta muy informativo. No debemos confundir estas mediciones con los tests de personalidad, mucho más subjetivos.

¿Cómo hacerlos?: Muchas páginas de Internet nos facilitan la prueba. Suelen ser grupos de 40 preguntas de distintas clases que hay que contestar en 30 minutos sin ayuda externa. Al finalizar, se obtiene automáticamente el resultado matemático. Sólo se deben hacer una vez. Algunas páginas con el test de CI y enlaces a otros: www.psicoactiva.com/tests/testci; www.iq-test.es; www.testdeinteligencia.com.ar/v-iq-test; www.ociototal.com; www.shl.com.

Otras fórmulas: Además del test de CI hay otras pruebas interesantes, como el Test Orientativo Mensa, el Test de Inteligencia Europeo, el Test de Lewis Terman o el Test de Raven. También está comprobado que la práctica continuada de juegos lógicos y matemáticos mejora notablemente nuestra inteligencia. Una página interesante para practicar es www.matemagia.com

Efectos de subida y de bajada

Los tests de inteligencia son históricamente muy recientes y están sujetos a variables, como el llamado efecto Flynn, por el que la puntuación general media sube tres puntos por década, debido a las mejoras en la educación, la nutrición, etc. Por ello, hay que actualizar constantemente estas pruebas.

Sin embargo, se ha observado una tendencia a que las puntuaciones de los tests bajen en muchos países del primer mundo. Los tests han creado situaciones históricas curiosas y leyendas con algunos de los personajes más importantes del siglo xx. Por ejemplo, se dice que Marilyn Monroe tenía un CI de 164 mientras que el de Albert Einstein sólo era de 160.