Espadaler y Duran Lleida
El secretario general de UDC, Ramon Espadaler, y el presidente de la formación, Josep Antoni Duran Lleida, durante el comité de gobierno de los democristianos. ANDREU DALMAU / EFE

El líder del sector crítico de UDC, Antoni Castellà, ha anunciado este lunes que, al margen de la dirección, negociarán con CDC, ERC, ANC y Òmnium Cultural una propuesta para sumar el partido a la hoja de ruta soberanista acordada entre ellos, para no "dar la espalda" al 46,7% de militantes que les apoyaron votando 'no' en la consulta del pasado domingo.

Así ha reaccionado en declaraciones a los medios, después de que el secretario general del partido, Ramon Espadaler, en nombre de la dirección, haya avanzado que será el encargado de abrir negociaciones solo con CDC para buscar el encaje de la propuesta de hoja de ruta avalada por la militancia democristiana en la consulta, según se ha aprobado este mismo lunes en el Comité de Goberno frente al rechazo del sector soberanista.

"Llamamos a todos los militantes que votaron 'no', que es un 'sí' a la independencia, a que se mantengan firmes, porque les representamos. Hay suficientes motivos para que UDC se pueda incorporar a la hoja de ruta suscrita por partidos y entidades", ha sostenido Castellà.

La ejecutiva UDC acuerda sin unanimidad negociar la hoja de ruta sólo con CDC

La ejecutiva de UDC ha aprobado este lunes negociar sólo con CDC la propuesta avalada por la militancia, con los votos en contra de los dirigentes críticos, que abrirán conversaciones al margen de la dirección para sumarse a la hoja de ruta en común de CDC, ERC y las entidades soberanistas.

El comité de gobierno de UDC, la ejecutiva que incluye la dirección con Josep Antoni Duran Lleida y Ramon Espadaler a la cabeza y a dirigentes críticos como Antoni Castellà o Mercè Jou, se ha reunido este lunes en la sede del partido para analizar los resultados de la consulta interna del pasado domingo, en la que ganó el 'sí' de la dirección con un escaso margen de diferencia.

Con los nuevos datos ofrecidos este lunes por el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, la diferencia entre el 'sí' a la propuesta de la dirección y el 'no' fue de 95 votos: la plataforma ganadora obtuvo 1.333 votos, lo que representa el 50,3 %, mientras que la perdedora recogió 1.238 papeletas, un 46,7 %.

Espadaler ha recalcado que lo que surgió ayer de las urnas democristianas es "un sí a la plena soberanía" de Cataluña

Tras estos resultados, Espadaler ha anunciado que la ejecutiva de UDC ha acordado encargarle negociaciones "acotadas" sólo a la federación de CiU para buscar un encaje entre la hoja de ruta de CDC y los criterios para seguir en el proceso soberanista que figuran en la propuesta avalada el pasado domingo por la militancia democristiana con el 50,3 % de los votos. Este mandato de Espadaler para negociar sólo con CDC ha contado con el apoyo de los 19 miembros de la ejecutiva con derecho a voto del sector próximo al líder del partido, Josep Antoni Duran Lleida, y la oposición de los 8 representantes del ala independentista, que se han quejado de que no se haya aceptado una "síntesis" entre los del 'sí' y los del 'no' en la consulta de ayer.

Pero Espadaler ha recalcado que una síntesis no es "plausible" y ha advertido de que sería "un fraude" hacer modificaciones sobre la pregunta que se sometió a consulta a través de "interpretaciones", como por ejemplo que todos los que han votado 'no' es porque son independentistas.

De hecho, la pregunta no interrogaba sobre la independencia, sino sobre si los militantes querían que Unió siguiera en el proceso soberanista hacia la "plena soberanía" de Cataluña bajo una serie de criterios, como el cumplimiento de la legalidad y la exclusión de declaraciones unilaterales de independencia o escenarios que dejen a Cataluña fuera de la UE. En este sentido, Espadaler ha recalcado que lo que surgió ayer de las urnas democristianas es "un sí a la plena soberanía" de Cataluña.

En caso de falta de acuerdo con CDC

El dirigente ha indicado que iniciará negociaciones con CDC sin pretender romper con el socio de federación y ha evitado confirmar si los consellers de Unió saldrían del Govern en el caso de que no se llegue a un acuerdo, aunque ha recalcado que mantendrán la "coherencia" en todo momento. También ha señalado que la posibilidad de que UDC concurra a las elecciones catalanas del 27 de septiembre "no es un debate que esté sobre la mesa".

Además, según ha dicho, en el comité de gobierno nadie ha planteado la celebración de un congreso extraordinario para relevar a la dirección de CDC, ni tampoco la posibilidad de romper la federación de CiU.  El dirigente democristiano ha aseverado que en la ejecutiva no se ha destinado "ni un minuto" a hablar de una posible lista del presidente catalán, Artur Mas, sin siglas de CiU, porque ha dicho que desconocen cuáles son los "parámetros" de este proyecto.

En todo caso, Espadaler ha señalado que el deseo de UDC es "concurrir bajo el paraguas de la federación" de CiU. Por su parte, Castellà ha comparecido ante los medios, después de Espadaler, para anunciar que, ante la imposibilidad de hacer una síntesis entre su propuesta y la de la dirección tras el resultado ajustado del pasado domingo, iniciarán por su cuenta negociaciones con CDC, ERC y las entidades soberanistas para tratar de sumar a UDC a la hoja de ruta en común que están elaborando de cara a las elecciones del 27-S.

El resultado de estas negociaciones las llevarán al comité de gobierno de UDC, con la voluntad de "llegar a convencer" a la mayoría de sus miembros, con el riesgo de que suceda lo mismo que este lunes y queden en minoría en la votación. Castellà ha aseverado que no tiene "ningún miedo" de posibles represalias desde la dirección por emprender estas conversaciones: "No me lo puedo ni imaginar -una expulsión-, porque moralmente damos respuesta a la mitad de la militancia, sería un grave error".


Consulta aquí más noticias de Barcelona.