El Gobierno de Cantabria ha logrado "multiplicar por cuatro" la ayuda para la mejora de la calidad de la leche, según ha destacado la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Gobierno regional, que acaba de tramitar el pago de la Ayuda a la mejora de la calidad de la leche y los productos lácteos de la campaña 2014.

Se trata de una línea convocada en la Solicitud Única y financiada íntegramente por el FEAGA. En total, son 253.739 euros de los que se beneficiarán un total de 390 ganaderos, lo que supone "cuadruplicar" la cuantía de 2013: 65.158 euros entre 133 ganaderos.

El dato lo ha dado a conocer este domingo la consejera del ramo, Blanca Martínez, en el transcurso de su visita al concurso regional de la raza limusin que se ha desarrollado en Treceño, Valdáliga. En su visita, ha estado acompañada por el alcalde del municipio, Lorenzo González, y el director general de Ganadería, Santos Argüello.

Martínez subrayó el incremento respecto a campañas pasadas, lo que obedece a que desde la Dirección General de Ganadería se creó, mediante Orden GAN/28/2013, el esquema de certificación de calidad de Leche de Vaca de Cantabria.

"Gracias a esa Orden hemos logrado que se reconozca a un alto porcentaje de explotaciones que alcanzan parámetros de calidad de leche y superan los mínimos establecidos en la legislación vigente; de ahí que tras la certificación pudiesen alcanzar la condición de beneficiarios de ayudas especificas en el marco de la PAC", ha enfatizado Martínez.

Y tras admitir que el hecho de que "evolucionen las ayudas directas siempre es una buena noticia", la consejera recordó también el aumento de la ayuda a desventajas específicas en el sector lácteo. "En ese caso logramos aumentarla en 483.625 euros, ya que se pasó de los 3.472.049 euros de 2013 a los 3.955.674 que acabamos de ingresar a las explotaciones con cargo a 2014. La idea es seguir progresando por ese camino", abundó.

A todo ello se suma el Decreto especial 78/2014, que reforzó también a comienzos de año las ayudas directas a las explotaciones ganaderas; una norma que afectó a más de 1.100 productores y supuso un montante total de 400.000 euros que se sufragaron con recursos propios de la región. En su mayor parte afectó a la frisona, casi un 80%, aunque también se incluyeron otras razas de aptitud cárnica para "mitigar eventuales bajas de precio" en la comercialización de las canales.

Martínez insistió finalmente en la necesidad de "exprimir" ahora "el mayor peso que ha recibido el vacuno en la nueva PAC, ya que se duplican los fondos anuales, o el nuevo Plan de Desarrollo Rural, 2014-2020 que va a permitir materializar algo que para la consejera es "una obsesión: que nadie pierda un duro en el sector. Y además, que se le pague antes".

Blanca Martínez sostuvo así mismo la procedencia de "mantener con recursos de la comunidad autónoma las partidas de la recría", además del avance que supone que se haya aumentado un 10% la ayuda a las nuevas incorporaciones "para seguir progresando en el rejuvenecimiento de nuestro campo", o que se siga ganando músculo en mejora genética y control lechero.

"Siempre vamos a tener dificultades que atajar", concluyó, "pero sigo convencida de que Cantabria va a acabar ganando la batalla a la liberalización de la producción".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.