Protección Civil de la Generalitat (DGPC) ha rebajado a fase de prealerta el plan Inuncat ante la previsión del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), que ha anunciado la disminución de las afectaciones puntuales que se han producido en el Tarragonés, Alt Camp y Baix Penedès (Tarragona) esta madrugada.

Según ha informado la DGPC en un comunicado, los incidentes se han concentrado en la ciudad de Tarragona y sus alrededores, donde se han registrado precipitaciones con una intensidad máxima de 34,3 litros por metro cuadrado en 30 minutos, y una acumulación total de 43,4 litros.

El teléfono de emergencias 112 ha registrado un total de 270 llamadas por incidencias relacionadas con el episodio de lluvia por afectaciones en el suministro eléctrico, inundaciones en zonas bajas y personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos en algunas vías.

Las principales incidencias viarias se han producido en la N-340a en la Canonja y Campclar (Tarragona); en el puente de Serrallo, y en la T-721 entre la Pobla de Mafumet y Constantí (Tarragona), todas ellas provocadas por inundaciones.

Por otro lado, un rayo ha incendiado una estación de bombeo de Gas Natural en Constantí, y la llama ha dejado de quemar a las 03.30 horas una vez ha consumido todo el gas que había en la sección próxima al fuego, sin ningún riesgo para la población aunque puede producirse alguna afectación en el suministro durante este domingo.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.