J.R.R. Tolkien
J.R.R. Tolkien, autor de El Señor de los Anillos. ARCHIVO

Minotauro publica por primera vez la traducción de J.R.R. Tolkien de Beowulf, el famoso poema épico del siglo XI sobre uno de los grandes héroes de la literatura anglosajona, que ha permanecido inédita durante casi noventa años.

Beowulf incluye un extenso comentario de Christopher Tolkien, hijo el autor, sobre las notas de las conferencias que dio su padre acerca del poema, además del relato escrito por J.R.R Tolkien Sellic Spell, también inédito hasta la fecha. Este escrito sugiere cómo podría haber sido un cuento popular sobre Beowulf sin conexión con las leyendas históricas de los reinos del Norte.

La traducción de Beowulf al inglés moderno por Tolkien, acabada en 1926, fue un trabajo temprano de carácter muy peculiar; sin embargo, contiene elementos que después Tolkien usaría en sus obras de la Tierra Media, como el dragón, que presagia al Smaug de El Hobbit.

La traducción de Tolkien presta atención al detalle como si entrara en el pasado imaginado y se irguiera junto a Beowulf y sus hombres

La traducción de Tolkien presta atención al detalle como si entrara en el pasado imaginado y se irguiera junto a Beowulf y sus hombres cuando sacuden sus cotas de malla al asegurar su nave en la playa de la costa de Dinamarca, escuchara la creciente cólera de Beowulf por las provocaciones de Unferth, o mirara con asombro la terrible mano de Grendel colgada del techo de Heorot.

En el prefacio de la edición, Christopher Tolkien justifica que "a la luz de su reputación y eminencia en el campo de la investigación sobre la literatura y la lingüística del inglés antiguo, el hecho de que haya permanecido inédito durante tantos años la traducción de Tolkien ha llegado incluso a ser motivo de reproche".

Christopher Tolkien se declara "responsable de ello" y argumenta su decisión: "La traducción estaba terminada hacia 1926, cuando mi padre tenía 34 años. Ante él se abren dos décadas como profesor de inglés antiguo en Oxford, dos décadas de ulterior estudio de la poesía en inglés antiguo junto con un arduo programa de conferencias y clases y de reflexión, más concretamente sobre Beowulf".

Por esta razón, Christopher Tolkien ha optado finalmente por esta edición, porque, además de la traducción de 1926, un texto que en cierto sentido estaba completo, pero que a la vez se hallaba evidentemente "inconcluso", se han incluido "fragmentos reales de las conferencias en las que expuso sus puntos de vista sobre los problemas textuales concretos".