Liebres en el aeropuerto.
Un agente de la policia forestal introduce en una caja a una liebre en la pista de aterrizaje del aeropuerto Linate en Milán. EFE/Daniel Dal

El aeropuerto internacional milanés de Linate fue cerrado este domingo al tráfico durante tres horas para efectuar la operación "Cattura lepri", que permitió capturar vivas a 57 liebres adultas y cuatro conejos salvajes que vivían en el aeródromo y obstaculizaban los despegues y aterrizajes de los aviones.

En la operación participaron 200 voluntarios, entre cazadores, guardias forestales y miembros de asociaciones de animales, que echando mano solamente a los silbatos que portaban consiguieron sacar a las libres de sus madrigueras y permitir que fueran capturadas por las redes colocadas a lo largo del aeropuerto.

No sufrirán daños

La empresa que gestiona el aeropuerto de Linate, SEA, informó de que esta operación la realizan todos los años para evitar el peligro de impacto entre aviones y animales salvajes y la invasión de las pistas.

Tanto SEA como la Provincia (Diputación Provincial) de Milán precisaron que las liebres y conejos no sufrirán daños ni serán sacrificadas, ya que serán soltadas en zonas especiales, donde está prohibida la caza.

Tras ser capturados, fueron introducidos en jaulas de madera y llevados a cinco "oasis" provinciales, es decir, cinco zonas donde está prohibida la caza y donde serán soltados.

Asociaciones de defensa de los animales, como LAV, criticaron la modalidad de captura de los animales y anunciaron que presentarán denuncias si descubren que las liebres y conejos han sido maltratados o han sufrido daños innecesarios.