Los rusos se ahorran ahora vigilantes gracias a internet.

Moscú ha instalado un sistema de vigilancia a través de la red para controlar una colección de 32 obras rusas que se exponen en Chile a partir de este sábado.

El nuevo dispositivo busca garantizar la seguridad de la muestra, titulada "El alma de Rusia en sus íconos", y que se expone en el Centro Cultural de Santiago.

Desde el robo de 226 piezas del Museo Hermitage de la capital rusa el año pasado, las autoridades rusas han extremado la vigilancia.

"Sensibles" al movimiento

Por medio de un moderno sistema a través de Internet, el Museo Reserva Estatal Unificado de Moscú vigila desde la capital rusa las 32 piezas de la cultura rusa fechadas desde el siglo XV al XIX.

El dispositivo de seguridad funciona las 24 horas por medio de cámaras infrarrojas sensibles al movimiento, que vigilan celosamente todo lo que ocurre en la muestra.

La colección salió de Rusia solamente seis veces, e incluye siete piezas que nunca antes habían sido exhibidas en público. Hay trajes femeninos tradicionales, calzados y pañuelos bordados, todo del siglo XIX, además de imágenes de celebraciones religiosas.