La Policía portuguesa ha descartado que la pequeña Madeleine McCann se encuentre enterrada, como aseguraba una carta anónima recibida el miércoles pasado por el diario holandés De Telegraaf, en el Algarve, a pocos kilómetros de donde desapareció.

Tras unas horas de búsqueda, fuentes policiales señalaron la falta de credibilidad de la "pista holandesa" para alivio de los padres de la niña británica de cuatro años secuestrada.

"No hay pruebas de que Madeleine esté en el área indicada", agregó el médico británico, que el jueves calificó de "insensible y cruel" al periódico holandés por difundir el anónimo sin esperar a que la policía comprobara su veracidad.

La Policía portuguesa no daba crédito a la pista pero continuó la búsqueda debido a la presión de los medios.

Pista falsa

"De Telegraaf" recibió el miércoles pasado la nota anónima y creen que fue escrita por la misma persona que el año pasado indicó la localización de los cuerpos de otras dos niñas belgas secuestradas.

En la carta se mostraba un mapa con un punto marcado por una cruz donde se lee "Posible lugar de Madeleine", cerca de la localidad de Odeaxere, a 15 kilómetros del hotel de Playa de la Luz donde la niña desapareció el pasado 3 de mayo y en el que aún se encuentran sus padres.

Búsqueda infructuosa

La policía lusa acordonó un perímetro de varios kilómetros en esa zona e impidió la entrada de los numerosos periodistas, pero, poco más de tres horas después la policía se retiró y se abrieron de nuevo los caminos sin haber encontrado pista alguna de la niña.

Las autoridades lusas habían dado desde un principio poco crédito al anónimo enviado al rotativo de Amsterdam e incluso descartaron investigar más a fondo tras una inspección somera del lugar el jueves; pero la fuerte presión de los medios de comunicación, impulsó a realizar una búsqueda con perros y especialistas sobre el terreno que ha resultado infructuosa.