La Policía Nacional detuvo ayer a una pareja de 35 y 34 años acusada de estafar alrededor de 3.700 euros a una anciana de 75 mediante el timo de la estampita. La detención se produjo después de que el empleado de una de las sucursales bancarias a las que la mujer fue a sacar dinero avisara a la Policía ante el nerviosismo de la septuagenaria. El trabajador del banco dijo a la Policía que la anciana fue a sacar el dinero y que un coche con una mujer más joven la estaba esperando para recogerla. Los agentes encontraron el turismo con los acusados frente a una sucursal en la calle Carteros (en el barrio l’Hort de Senabre).