Tres agentes de la Policía Municipal fueron heridos ayer por la mañana en la calle Embajadores, uno en la pierna, tras reducir a un atracador que estaba asaltando a punta de pistola a los vehículos que se paraban en un semáforo de la vía. Los agentes, que se encontraban asistiendo a las víctimas de un accidente de tráfico en la M-30, fueron alertados por una mujer. Desde lo alto de un puente, los policías descubrieron que el asaltante iba armado, pero con una pistola de fogueo. Al intentar detenerlo, el delincuente arrebató el arma de uno de los policías, disparándoles y huyendo a una caravana, donde fue detenido tras una breve negociación.